6 Beneficios De Los Prebióticos Y Alimentos Que Lo Contienen.

Aunque probióticos y prebióticos suenan parecido, los prebióticos tienen un papel completamente diferente en el cuerpo cuando se trata de su salud digestiva. Continúe leyendo para obtener más información sobre este “fertilizante intestinal” que es crucial para su salud.

Prebióticos vs Probióticos: ¿Cuál es la diferencia?

Es posible que ya sepa que los probióticos son las beneficiosas bacterias concentradas en el colon que le ayudan a digerir y absorber los nutrientes de los alimentos que usted ingiere. También son su sistema de defensa contra las bacterias dañinas, y evitan que experimente síntomas digestivos y trastornos digestivos crónicos. También se ha demostrado que todos estos alimentos probióticos protegen contra el cáncer de colon. Ahora, tan esenciales como los probióticos son para su intestino, estas amistosas bacterias simplemente no existirían si no fuera por los prebióticos. Verá, los prebióticos son el “alimento” que sustenta a los probióticos, y les permite crecer y repoblar su intestino. Por esta razón, se puede pensar en los prebióticos como “fertilizantes intestinales”.

Los prebióticos actúan como un “fertilizante intestinal” para alimentar a los probióticos en su sistema. Si bien los probióticos se encuentran en alimentos fermentados como el kéfir, chucrut, el kimchi, el kombucha y el yogur de coco, yogur griego, etc, los prebióticos son un tipo de fibra indigestible que se encuentra en ciertos alimentos vegetales. Dado que esta fibra no puede ser digerida en el intestino delgado, pasa a través de su tracto gastrointestinal y sigue sin ser digerido al entrar en su colon. Aquí es donde sus amistosas bacterias intestinales comienzan a descomponer o “fermentar” la fibra, permitiéndoles crecer y repoblarse.

Como puede ver, los prebióticos y los probióticos tienen algo así como una “relación simbiótica”, donde ninguno de los dos puede sobrevivir sin el otro. Y como el nutriente que sustenta a sus probióticos, los prebióticos también ayudan a sus amistosas bacterias a realizar su trabajo de manera más eficiente.

 

Propiedades para la salud de los prebióticos

Echémosle un vistazo a cómo la adición de prebióticos a su dieta diaria puede mejorar su salud en general.

 

1. Sistema inmunológico más fuerte

Aproximadamente el 70% de su sistema inmunológico se encuentra en su intestino, por lo que no se puede enfatizar lo suficiente sobre lo importante de un suministro saludable de probióticos. Después de todo, la palabra “probiótico” literalmente se traduce en “brindar vida o pro-vida” en griego. Sin las saludables bacterias que apoyan su sistema inmune, su cuerpo no tiene ninguna protección contra los mortales virus y las bacterias que pueden matarle.

 

Tristemente, muchos factores del estilo de vida en la sociedad de hoy en día agotan nuestras reservas naturales de probióticos, tales como el uso frecuente de antibióticos, el estrés crónico, el azúcar refinado y las dietas bajas en fibra.

 

El estrés, el azúcar y las dietas bajas en fibra pueden agotar nuestras reservas naturales de probióticos.

Para empeorar el asunto, la dieta moderna “estándar” es rica en alimentos procesados ​​que contienen poca o ninguna fibra, lo que significa que muchas personas tienen una seria falta de prebióticos en su dieta. Esta es la razón por la que no es ninguna sorpresa que la aparición de enfermedades y dolencias sea más alta hoy en día que nunca antes.

 

Por suerte, la adición de alimentos prebióticos a su dieta puede ayudar a reponer las reservas de probióticos de su cuerpo, y contribuir a mantener su sistema inmunológico fuerte y saludable.

 

2. Digestión mejorada

Se estima que cerca de 70 millones de personas se ven afectadas por trastornos digestivos. Dado que muchos trastornos digestivos están a menudo relacionados con la falta de bacterias intestinales saludables, los prebióticos podrían ser el nutriente que su cuerpo necesita para repoblar su reserva natural de probióticos, lo que a su vez puede ayudar a aliviar los dolorosos síntomas digestivos como el gas y la hinchazón.

 

Los prebióticos pueden ayudar a prevenir los gases, la hinchazón y el crecimiento excesivo de bacterias dañinas.

 

Al alimentar y promover la repoblación de sus amigables bacterias intestinales, los prebióticos también pueden ayudarlo a protegerse contra el crecimiento excesivo de las bacterias dañinas. También conocida como disbiosis bacteriana, el crecimiento excesivo de las bacterias dañinas puede conducir a condiciones bacterianas intestinales obstinadas, como la cándida o el SIBO.

 

Tanto la cándida y como el SIBO están vinculados a síntomas digestivos tales como hinchazón crónica, gases, reflujo ácido, estreñimiento, indigestión, malabsorción de nutrientes y neblina mental.

 

3. Mejor absorción de nutrientes

Los prebióticos ayudan a recolonizar los probióticos en el intestino. Dado que los probióticos nos ayudan a absorber los nutrientes esenciales, los prebióticos son cruciales para facilitar la absorción de nutrientes por los probióticos. En otras palabras, sin prebióticos, los probióticos en nuestro intestino no existirían. Y, por lo tanto, no seríamos capaces de absorber nutrientes tan eficientemente.

 

Una mejor absorción de nutrientes conduce a una mejor salud en general: menos días de enfermedad, menor estrés, huesos y dientes más sanos, mayor sentimiento de felicidad y energía ilimitada.

 

Los prebióticos nos ayudan a absorber los nutrientes, lo que conduce a una mejor salud en general.

 

En particular, los estudios sugieren que los probióticos pueden ayudar a su cuerpo a absorber el calcio y el magnesio de manera más eficiente, los cuales son dos minerales esenciales para el manejo del estrés y el mantenimiento de la densidad ósea.

 

Los probióticos también han demostrado producir ciertas vitaminas en su tracto GI, como la vitamina K y varias de las vitaminas B, incluyendo B12, biotina y ácido fólico. Las vitaminas B son esenciales para la función del sistema nervioso y la conversión de alimentos en una forma utilizable de energía.

 

4. Pérdida sostenible de peso

Al mejorar su digestión, los prebióticos también pueden contribuir a la pérdida sostenible de peso. Esto se debe a que un sistema digestivo lento puede eliminar las toxinas de manera menos eficiente, las que pueden entonces almacenarse en sus células de grasa y contribuir al aumento de peso.

 

También debe notarse que los alimentos vegetales fibrosos contribuyen aún más a la pérdida de peso porque son lentos para digerir, lo que le permite sentirse lleno durante períodos más largos de tiempo. La fibra también ayuda a equilibrar los niveles de azúcar en la sangre, lo que evita que su cuerpo libere un exceso de insulina, una hormona de almacenamiento de grasa.

 

5. Ayuda contra el estrés

Se han realizado bastantes investigaciones sobre la conexión intestino-cerebral, lo que sugiere que su tracto gastrointestinal es como un “segundo cerebro” porque es muy sensible a las emociones. Por esta razón, se sugiere que una mala salud intestinal puede influir en las emociones negativas, así como en los sentimientos de estrés, ansiedad y depresión, mientras que la buena salud intestinal puede influir positivamente en sus emociones.

 

Al mejorar su salud intestinal con los prebióticos, puede ser más fácil controlar el estrés. También puede experimentar un mayor sentido de bienestar emocional.

 

6. Desintoxicación natural

Si alguna vez ha hecho una limpieza de colon, es probable que al menos una variedad de prebióticos se incluyera en el protocolo en forma de alimentos o un suplemento nutricional. Los prebióticos pueden actuar como un desintoxicante natural porque ayudan a mejorar la regularidad intestinal, lo que puede ayudar a su cuerpo a eliminar toxinas de manera más eficiente.

 

Ahora que entiende por qué los prebióticos son un nutriente imprescindible para mejorar su salud, echémosle un vistazo a las mejores fuentes de prebióticos y a cómo agregarlos a su dieta diaria.

 

Alimentos Prebióticos

Muchos alimentos que contienen prebióticos se recomiendan en las mejores dietas para adelgazar. Como ahora ya entiende, los prebióticos son fibras vegetales indigeribles. Los tipos más comunes de prebióticos son inulina, almidón resistente, fructooligosacáridos (también conocidos como FOS, o fructanos) y galacto-oligosacáridos.

 

Lista De Alimentos Ricos En Prebióticos Que Debes Consumir

platano verde para la salud_resize

Estas variedades de alimentos que contienen prebióticos se pueden encontrar en los supermercados sin mayor problema, estos son:

 

  • Ajos
  • Alcachofas de Jerusalén
  • Cebolla
  • Batatas
  • Bayas
  • Dientes de león
  • Espárragos
  • Frutas cítricas
  • Jícama
  • Manzanas (especialmente las cáscaras)
  • Plátanos y bananos sin madurar
  • Puerros
  • Raíz de achicoria
  • Raíz de yacón
  • Setas

 

 

Se dice que consumir los alimentos mencionados anteriormente en su forma natural es la mejor manera de obtener prebióticos en su dieta. Sin embargo, no es de todos los días que se antoja espárragos crudos, raíz de yacón o un banano verde. Por suerte, ciertos alimentos prebióticos como los bananos verdes están disponibles en forma de harina, por lo que es más fácil agregar prebióticos a sus recetas. La harina de banano verde se puede agregar a sus recetas favoritas de pasabocas o tentempiés, como la harina de banano y los pastelitos de frambuesa.

 

La raíz de achicoria, una de las fuentes más ricas de inulina, también puede parecer difícil de agregar a su dieta. Pero al igual que la harina de banano verde, la raíz de achicoria se puede agregar a las recetas de pasabocas para un aumento de prebióticos, como las Barras de Energía y los Pastelitos de Calabacín y Chispas de Chocolate. Usted puede encontrar la raíz de achicoria a granel en la mayoría de las tiendas de alimentos saludables.

 

La raíz de achicoria también es un ingrediente que a menudo se incluye sustitutos a base de plantas y sin cafeína del café. Cuando se combina con raíz de diente de león, la raíz de achicoria tiene un sabor similar al espresso.

 

También es fácil incluir alimentos prebióticos en sus recetas para bajar de peso. También puede encontrar prebióticos en suplementos prebióticos, que normalmente se hacen de raíz de achicoria y polvo de oligofructosa.

 

Efectos secundarios de los prebióticos

 

Basado en la eficacia de los prebióticos para mejorar la salud, ¿quién no querría comerlos en cada comida? No se atiborre de prebióticos aún – su cuerpo necesita acostumbrarse a estos a un ritmo más lento.

 

Si bien consumir alimentos ricos en prebióticos es una forma rápida de estimular su salud, hay precauciones con el aumento de los prebióticos en su dieta. Dado que la fibra vegetal es difícil de descomponer y digerir por su cuerpo, la adición de demasiada fibra a su dieta a la vez puede causar síntomas digestivos como gases, hinchazón y calambres abdominales. Esto es especialmente cierto si usted tiene una dieta alta en alimentos procesados ​​que contienen muy poca fibra. En este caso, puede tomar algún tiempo para que su cuerpo se acostumbre a descomponer los alimentos altos en fibra.

 

Cómo adicionar prebióticos a su dieta

Ahora, eso no quiere decir que debe evitar agregar prebióticos a su dieta, ya que pueden mejorar en gran medida su salud. En su lugar, le dejo estos últimos consejos para agregar prebióticos a su dieta, que le pueden ayudar a prevenir el inicio de los síntomas digestivos.

 

Comience lento e incremente gradualmente

Todo el mundo tendrá una tolerancia diferente a los prebióticos, basada en su dieta actual y la salud digestiva. Por esta razón, lo mejor es comenzar despacio a agregar prebióticos a su dieta, y aumentar gradualmente cada semana.

 

Por ejemplo, puede comenzar con un pastelito de harina de banano verde en el desayuno y una batata en la cena. Si experimenta incómodos síntomas digestivos, como gases o hinchazón después de las comidas con alto contenido de fibra, sabrá que la tolerancia de su cuerpo a los alimentos fibrosos es baja. Por lo tanto, es mejor comer pequeñas cantidades de estos alimentos hasta que desaparezcan los síntomas después de las comidas.

 

Aumente su consumo de agua

A medida que aumenta su ingesta de fibra, también tendrá que aumentar su consumo de agua. Esto es porque el agua ayuda a mover la fibra a través de su tracto digestivo. Si no aumenta simultáneamente su ingesta de agua, es posible que los alimentos con alto contenido de fibra lo constipen.

 

Aumentar la ingesta de agua es tan fácil como beber un vaso de agua extra tan pronto como se despierta en la mañana, o incluso beber un batido verde cada día lleno de verduras de alto contenido de agua, como apio y lechuga romana.

 

Preste mucha atención a cómo se siente después de las comidas

Su cuerpo sabe que es mejor, así que no se olvide de prestar mucha atención a cómo se siente después de ingerir una comida rica en fibra. Prestar atención a cómo se siente después de las comidas, además observar la frecuencia de los movimientos intestinales, puede ayudarle a determinar si necesita aumentar o disminuir los alimentos prebióticos en su dieta y si está recibiendo suficiente agua cada día.

Por Erika Garcia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *