Propiedades de la Raíz de Bardana

La raíz de la bardana se usa como verdura y como planta medicinal. La bardana es una planta bianual nativa del norte de Europa y Siberia. En Japón, conocida como gobo, se cultiva desde la antigüedad. Sin embargo la bardana crece fácilmente en casi cualquier lugar del mundo.

Botánicamente, la bardana pertenece a la familia de las Asteráceas, del género Arctium, y se conoce científicamente como Arctium lappa.

La bardana alcanza hasta un metro de altura. Tiene amplias hojas en forma de corazón de un color verde profundo encima y verde claro en el interior. En el verano el tallo, de aproximadamente 5 pies de altura, desarrolla flores tubulares rojas o púrpuras que se vuelven dientes de león o abrojos con espinas. La raíz puede medir entre 2 y 3 pies de largo; es delgada, con forma de zanahoria o chirivía, de color marrón con interior blanco.

De las cuatro especies de Arctium sólo la bardana (Arctium lappa) y el lampazo (Arctium minus) son cultivadas por sus hierbas. Las raíces suelen sacarse en el otoño y se almacenan en el invierno. La raíz de la bardana tiene un sabor similar al de la aguaturma o la chirivía y tiene una textura crujiente de consistencia pegajosa.

Casi todas las partes de la planta son usadas con propósitos culinarios o medicinales para ciertas enfermedades.

Beneficios de la raíz de bardana para adelgazar.

  • La raíz de la bardana, los retoños, el tallo y las semillas contienen numerosos compuestos conocidos por sus propiedades antioxidantes y preventivas.
  • La raíz es muy baja en calorías: cerca de 72 calorías por cada 100 g. La bardana es una gran fuente de muchos polisacáridos no amiláceos como la inulina, los glucósidos, el mucílago, etc., todos ellos laxantes. Además, la inulina es un prebiótico que ayuda a reducir los niveles de azúcar en la sangre, el peso y el colesterol.
  • Contiene buenas cantidades de potasio y es baja en sodio. El potasio es un importante componente de los fluidos que ayudan a controlar el ritmo cardiaco y la presión arterial.
  • También contiene minerales como hierro, manganeso, magnesio, y pequeñas cantidades de zinc, calcio, selenio y fósforo.
  • Contiene pequeñas cantidades de muchas vitaminas vitales como el ácido fólico, riboflavina, piridoxina, niacina, vitamina E y vitamina C, esenciales para la salud. Las dos últimas con poderosos antioxidantes naturales que ayudan al cuerpo a rechazar infecciones, cánceres y enfermedades neurológicas.

Usos medicinales

  • Como otro miembro de la familia de las Asteráceas, el diente de león, casi todas las partes de la bardana han sido usadas en la medicina tradicional y también en la moderna.
  • Se ha empleado como remedio para purificar la sangre. Contiene ciertos principios diuréticos que ayudan a expeler los productos tóxicos de la sangre por la orina.
  • Se usa en el tratamiento de problemas de la piel como eczemas (dermatitis), soriasis, resequedad, etc. También se ha usado como remedio herbal para el hígado y la vesícula biliar.
  • Las efusiones de semilla de bardana se usan para los dolores de garganta y pecho.
  • Las hojas y el tallo de la bardana, además de su uso como verduras, estimulan el apetito y son un buen remedio para los problemas dispépticos.

Selección y almacenamiento

Las raíces de bardana están disponibles permanentemente en los supermercados japoneses. En EE.UU., sin embargo, uno puede encontrar las raíces en mercados selectos o en tiendas herbales orientales.

En general en los mercados se venden raíces de 60 cm de largo y 2,5 cm de diámetro. Debe optarse por las raíces de tamaño medio con piel apretada. Evite las raíces secas o hundidas puesto que han perdido sabor.

Las raíces pueden permanecer frescas por varios meses si se conservan en lugares ventilados. Las partes procesadas o cortadas deben almacenarse en la nevera y consumidas tan pronto como sea posible.

Preparación y consumo de la raíz de la bardana.

El exterior de la raíz de la bardana tiene un color marrón oscuro y textura como de corteza. En el interior tiene una carne fibrosa de color blanco que torna gris por exposición al aire. Para evitar esto, mientras corta humedezca los trozos en limón para prevenir la oxidación.

Para preparar lave primero toda la raíz en agua fría y pele la corteza con un cuchillo afilado. La raíz de bardana es resistente y debe ablandarse antes de cocinar. Para esto hierva la raíz en un litro de agua con una cucharada de bicarbonato. Tras esto la raíz puede comerse cruda o agregarse a ensaladas, sopas, platos, etc.

Los siguientes son consejos de consumo:

  • La raíz de bardana se usa en una variedad de platos japonesas. En general se usa como acompañante o aperitivo o en sopas.
  • Las rodajas de bardana cocinadas pueden comerse con mantequilla y sal.
  • La bardana puede mezclarse con zanahorias, cebollas, chirivías, champiñones, etc., al estilo japonés de la kinpira (kinpira gobo).
  • La bardana puede picarse al estilo de la papa o el banano.
  • Los retoños de la bardana pueden usarse en ensaladas o como verduras cocinadas.

Información de seguridad

La raíz de la bardana puede consumirse sin reservas por las personas sanas. Pero a los pacientes de terapia diurética puede agravarles la toxicidad del potasio. Asimismo la planta puede provocar reacciones alérgicas en algunas personas.

Por Erika Garcia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *