6 propiedades del higo para proteger el cuerpo.

El delicioso y dulce higo es una de las frutas más populares que se disfrutan desde hace anos. El higo rico en fito-nutrientes, antioxidantes y vitaminas naturales y beneficiosas para la salud. Completamente desarrollado y maduro el higo presenta forma de campana o pera con una jugosa y suculenta carne en su interior. Los higos secos, de hecho, son una fuente altamente concentrada de minerales y vitaminas.

La higuera es originaria de las regiones templadas de Asia, y en la actualidad, se cultiva como una fruta importante de comercio en los climas del Mediterráneo, Estados Unidos, y parte de España. También se cultiva como un árbol frutal en los huertos de hogares en muchas otras regiones. Durante cada temporada, la higuera produce varios cientos de  frutos en forma de pera dos veces al año, los cuales varían en tamaño y color dependiendo de la variedad.

Beneficios de los higos en la salud.

  • Los higos secos son una excelente fuente de minerales, vitaminas y antioxidantes. De hecho, los higos secos poseen una mayor concentración de energía, minerales y vitaminas.100 g de higos secos proporcionan 249 calorías.
  • Los higos son bajos en calorías. 100 g de frutas frescas contienen sólo 74 calorías. Sin embargo, contienen fibra dietética soluble beneficiosa para la salud, minerales, vitaminas, pigmentos antioxidantes que contribuyen enormemente para usa óptima salud y bienestar.
  • Los higos secos son una excelente fuente de minerales como calcio, cobre, potasio, manganeso, hierro, selenio y zinc. 100 g de higos secos contienen aproximadamente 670 mg de potasio, 160 mg de calcio, y 2.02 mg de hierro. El potasio es un componente importante de los fluidos celulares y del cuerpo que ayuda a controlar la frecuencia cardíaca y la presión arterial. El cobre se requiere en la producción de células rojas de la sangre. El hierro es esencial para la formación de glóbulos rojos, así como para la oxidación celular.
  • Los higos frescos, así como los secos contienen buenos niveles de grupo del complejo B de vitaminas como la niacina, piridoxina, folatos y ácido pantoténico. La función de estas vitaminas es como de cofactores para el metabolismo de los carbohidratos, proteínas y grasas.
  • Además, los higos frescos contienen niveles adecuados de algunas de las vitaminas antioxidantes como la vitamina A, E y K. En conjunto, estos compuestos fitoquímicos en el higo ayudan a erradicar los dañinos radicales libres derivados del oxígeno del cuerpo humano y por lo tanto nos protegen de los cánceres, la diabetes, las enfermedades degenerativas y las infecciones.
  • Por otra parte, los estudios de investigación sugieren que el ácido clorogénico en los higos ayudar a reducir los niveles de azúcar en sangre y a controlar los niveles de glucosa en la sangre en la condición de diabetes mellitus de tipo II en personas adultas.

 

Los higos frescos pueden estar disponibles durante todo el año; Sin embargo, son mejores de mayo a noviembre. Uno puede encontrar higos tanto frescos como secos en los supermercados. Al comprar higos frescos, busque los uniformes y maduros que son suaves y emiten un dulce y agradable aroma.

Evitar los higos abiertamente blandos, magullados y afectados por hongos. De igual forma los inmaduros frutos verdes, ya que son amargos (astringentes) y por lo tanto, sin sabor.

Los higos perecen muy rápidamente y deben consumirse frescos o de lo contrario se deben colocar en el interior del refrigerador, donde se mantendrán frescos durante 2-3 días. Colóquelos en una bolsa de plástico o con cierre hermético y almacénelos en el refrigerador configurado con una humedad relativa alta. Sin embargo, los higos secos pueden durar de 6 a 8 meses.

Cómo preparar los higos

Se debe permitir que los higos maduren por completo en el árbol antes de recogerlos. Se puede disfrutar frescos, y tras secarse al sol o artificialmente.

Para comer los higos frescos, lávelos en agua fría, séquelos suavemente con un paño o tejido suave. Uno puede comer los higos frescos enteros o pelados. Si los saca refrigerador, colóquelos en un recipiente con agua para que retomen la temperatura ambiente normal, la cual enriquece su sabor y aroma.

Estos son algunos consejos sobre cómo servirlos:

  • Los dulces y suculentos higos se disfrutan mejor al natural, sin ninguna adición/condimentos.
  • Los higos secos son excelentes adiciones para los cereales del desayuno, los panecillos, los pasteles, los emparedados, las tortas y las tartas de queso.
  • Los higos secos se pueden añadir a sopas, guisos y para enriquecer las aves de corral, la carne de venado y la carne de cordero.
  • Los higos frescos son una excelente adición para las ensaladas, tortas y helados.
  • Disfrute de los higos marinados con salsa de frambuesa.

Precauciones.

Las hojas de higuera y frutas sin maduras producen un látex blanco, que cuando entra en contacto con las partes del cuerpo pueden penetrar la piel causando una sensación de quemazón. El látex del higo contiene varios compuestos como furocumarinas, 5-metoxipsoraleno (5-MOP)… etc., los cuales pueden provocar reacciones alérgicas mediadas por células. Si se deja sin tratamiento, puede dar lugar a erupciones alérgicas graves en las partes expuestas.

En algunas personas sensibles, comer higos también puede provocar reacciones alérgicas que van desde vómitos, diarrea, y picor de piel y de membranas mucosas. Es por lo tanto, que se aconseja que las personas con antecedentes de alergia a los higos eviten el consumo de estos.

Por Erika Garcia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *