Propiedades del Magnesio.

El magnesio es muy importante para su salud, ya que es necesario en más de 300 reacciones bioquímicas en el cuerpo. Es el cuarto mineral más frecuente en el cuerpo y es parcialmente responsable de un sinnúmero de aspectos para una buena salud. Aproximadamente el 50% del magnesio total de nuestro cuerpo se almacena en los huesos, mientras que la parte restante se encuentra principalmente en las células de tejidos y órganos. Sólo el 1% de él está disponible en la sangre, aunque el cuerpo humano es muy bueno en la regulación de un nivel constante de este componente en la sangre.

 

Este elemento es necesario para mantener las funciones musculares y nerviosas, y para mantener el corazón latiendo de forma normal. También ayuda a mantener un sistema inmunológico saludable, y conservar los huesos fuertes. Además es importante en términos de regulación de los niveles de azúcar en sangre, promoviendo así una presión arterial normal. Por otro lado ayuda con el metabolismo energético y la síntesis de proteínas, y tiene un efecto positivo en el tratamiento de trastornos tales como enfermedades cardiovasculares, la hipertensión y la diabetes. Al consumir magnesio éste se absorbe en el intestino delgado y se elimina por los riñones.

 

Alimentos que contienen magnesio

Fuentes naturales de magnesio incluyen algas, verduras de hojas verdes como la espinaca, y cereales integrales, que por lo general son componentes principales en la dieta regular de una persona. Algunas otras verduras que pueden ser fuentes ricas de este elemento son: tomates, hojas de remolacha, habas, habas, alcachofas, patatas dulces, harina de alforfón, semillas de calabaza, el maní, harina de trigo, salvado de avena, cebada, harina de maíz y chocolate. También se puede consumir productos lácteos como leche y yogures, así como productos no vegetarianos, como pescados, para adquirir magnesio. El pan integral con salvado y germen tiene el doble de magnesio en comparación con el pan blanco. El agua también tiene grandes cantidades de él; el agua dura tiene más magnesio que el agua blanda, aunque aquella no es buena para el organismo, especialmente para los riñones.

 

Síntomas de deficiencia de magnesio

Los síntomas de tener una deficiencia de magnesio incluyen dolores en el cuello y la espalda; ansiedad, fatiga, ataques de migraña, debilidad muscular y espasmos; pérdida del apetito, vómitos, náuseas, insomnio, arritmia cardiaca, diarrea, espasmos musculares y los vasos espásticos de la enfermedad de Raynaud.

 

Cuando estás bajo estrés, el cuerpo tiende a disminuir rápidamente sus reservas de magnesio. Un síntoma muy común de la deficiencia de magnesio son los antojos de chocolate, ya que éste es rico en este mineral. La deficiencia de magnesio puede ser una causa importante para la diabetes, la depresión, y síntomas de la menopausia.

 

Beneficios del magnesio para el cuerpo.

Estos beneficios incluyen el cuidado de nervios, músculos y huesos. También ayuda en la síntesis de proteínas y el metabolismo celular. Este elemento es vital para mantener el ritmo normal del corazón y es usado por médicos para tratar arritmias. También tiene un impacto positivo en la reducción de la osteoporosis, las convulsiones eclámpticas y el mantenimiento de los niveles de azúcar, así como sus efectos positivos para el asma, la diabetes, el estreñimiento, el dolor de espalda y de diversos trastornos psiquiátricos.

 

Especialistas a menudo destacan la importancia de consumir suficientes vitaminas y minerales en nuestra dieta diaria. El magnesio es uno de los minerales esenciales que ayuda al cuerpo a absorber el calcio, y desempeña un papel importante en la formación y el fortalecimiento de dientes y huesos.

 

Previene el asma – pacientes con asma crónica pueden normalizar su respiración con la ayuda de los suplementos de magnesio que ayudan en la relajación de los músculos bronquiales y la regulación de la respiración. Incluso las sibilancias y la dificultad para respirar puede aliviarse mediante la administración de magnesio intravenoso.

 

Mantiene huesos sanos – este componente está directamente relacionado con la densidad ósea, y en consecuencia, una insuficiencia de él puede provocar osteoporosis. Ayuda en la regulación de los niveles de calcio en el cuerpo, junto con la vitamina D, el cobre y el zinc. Este elemento, junto con el calcio y la vitamina D, se debe tomar en los años de desarrollo y la edad adulta, ya que elimina las posibilidades de desarrollar osteoporosis cuando seas mayor.

 

Es esencial durante el embarazo – es uno de los elementos vitales para asegurar un embarazo saludable. La ingesta adecuada de suplementos de magnesio durante el embarazo es muy beneficioso para reducir el riesgo de padecer osteoporosis y aumentar el nivel de tolerancia al dolor, lo que significa tener un parto suave y una optimización de la presión arterial. El sulfato de magnesio es el mejor tratamiento para la prevención de convulsiones por eclampsia en mujeres embarazadas que pueden tener hipertensión.

 

Ayuda para el dolor de espalda y los calambres – ayuda a tratar dolores de espalda severos, relajando los músculos, el estrés del riñón y la tensión muscular. Como se mencionó anteriormente, también ayuda en la absorción de calcio, lo que puede conducir a una curación más rápida de los huesos. Los calambres en las piernas, así como la fatiga general, son síntomas tradicionales de una deficiencia de magnesio. Por lo tanto, la ingesta adecuada de suplementos de él actúa como una cura para problemas de calambres crónicos en las extremidades inferiores.

 

Previene ataques al corazón – La deficiencia de magnesio puede causar enfermedades cardíacas, lo que puede tener consecuencias fatales. Una falta de este componente significa una larga lista de peligros para el corazón. Este elemento evita la arritmia y protege a este órgano de otros daños, sobre todo aquellos a partir de tensiones musculares. Este elemento realmente calma los nervios, media los procesos digestivos y evita problemas como vómitos, calambres, indigestión, dolor abdominal, flatulencia y estreñimiento, todo lo cual puede suponer un estrés excesivo en varias partes del sistema cardiovascular.

 

Previene el estreñimiento – proporciona un alivio rápido para el estreñimiento, y dosis altas de suplementos solubles en agua es conocido por aliviar, inclusive en estado de estreñimiento más graves. Esta propiedad laxante relaja los músculos intestinales, ayudando así a dar un ritmo más suave al ritmo intestinal. Este elemento también tiene la propiedad de atraer el agua, lo que a su vez ablanda las heces y ayuda a que pasen fácilmente.

 

Previene la diabetes y regula los niveles de azúcar – los beneficios de este mineral se extienden también a pacientes diabéticos, ya que ayuda a regular la reacción a la insulina en los niveles de azúcar en la sangre. Los suplementos son vitales para todo paciente con este problema, ya que muchos sufren de deficiencia de magnesio. Ayuda en la regulación de azúcar en la sangre, por lo tanto promoviendo una presión arterial normal. La hipertensión es una de las principales causas de ataques cardiacos, y se ha demostrado que muchas personas con la presión arterial alta también tienen una deficiencia de magnesio. Por lo tanto, más nutrientes y suplementos minerales de magnesio son vitales para evitar cualquier complicación médica.

 

Cura trastornos psiquiátricos – Este componente es conocido por curar algunas de las peores formas de disfunciones psiquiátricas tales como ataques de pánico, el estrés, la ansiedad y la agitación indebida.

 

Cura las migrañas – los ataques de migraña afecta negativamente a muchas personas, sobre todo mujeres. Los suplementos y tónicos de magnesio reducen considerablemente la gravedad de este tipo de ataques y también pueden ayudar a reducir su tasa de recurrencia.

 

Produce colágeno – este elemento es importante para la producción de proteínas que terminan por convertirse en colágeno, que en su mayoría se encuentran en tejidos fibrosos, como tendones, ligamentos y en la piel. También está presente en la córnea, los huesos, el intestino, cartílagos, vasos sanguíneos, y los discos intervertebrales. Mientras más colágeno hay en el organismo, más fuertes se harán aquellas partes del cuerpo.

 

Absorbe minerales – ayuda a absorber vitaminas y minerales esenciales como el sodio, calcio, potasio y fósforo. Su absorción por lo general se produce en el intestino delgado y el magnesio asegura la expulsión de muchas toxinas nocivas en nuestro cuerpo.

 

Activa las enzimas – también ayuda a aumentar la producción de energía en el cuerpo y promueve la activación de enzimas para crear energía celular.

 

Controla de funciones de la vejiga – muchas personas con problemas a este órgano y sufren frecuentemente de ganas orinar pueden encontrar alivio al tomar suplementos de magnesio. Problemas en la micción pueden ser causa de una variedad de razones, tales como nefritis, infecciones o cistitis intersticial. Sin embargo, la ingesta regular de magnesio puede traer gran alivio para estos problemas.

 

Dosis y efectos secundarios

 

La importancia del magnesio todavía no está muy extendida ni es de “conocimiento común”, por lo que muchos ignoran la importancia de incluirlo en la dieta. La mayoría de los nutricionistas recomiendan 250-350 mg por día de este componente en un adulto.

 

Sus efectos secundarios son muy raros, pero es importante cubrirlos. Un exceso de él a menudo produce diarrea, y la mayoría de los efectos graves de un exceso de ingesta de magnesio se producen por sus propiedades laxantes. Sin embargo, si se toma en forma de suplementos nutricionales, hay menos posibilidades de que tales efectos secundarios se produzcan. Las personas con enfermedades renal deben evitar tomar suplementos de magnesio sin consultar antes con un médico.

Por Erika Garcia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *