Propiedades del manganeso

Algunos de los beneficios de este mineral llamado manganeso incluyen su contribución a la estructura de los huesos sanos, el metabolismo óseo, además de ayudar a crear las enzimas esenciales para la formación de huesos. También actúa como un co-enzima para cooperar con la actividad metabólica en el organismo. Y por otro lado, también participa en la formación de los tejidos conectivos, la absorción de calcio, el correcto funcionamiento de la glándula tiroides y las hormonas sexuales, la regulación del nivel de azúcar en la sangre y el metabolismo de las grasas e hidratos de carbono.

 

El manganeso es un mineral que en el cuerpo humano se encuentra naturalmente en cantidades muy pequeñas. Este elemento en realidad es un componente de la enzima superóxido dismutasa, y es un poderoso antioxidante que busca a los radicales libres en el cuerpo humano y los neutraliza, evitando así que muchos de sus peligros potenciales.

 

El cuerpo puede contener, como máximo, 20 mg de manganeso, concentrado en los riñones, el páncreas, el hígado y los huesos. Este componente es muy importante para el funcionamiento normal del cerebro y la actividad adecuada de nuestro sistema nervioso. Todos los estudios que se han realizado lo muestran como un oligoelemento esencial para toda forma de vida.

 

Síntomas de una deficiencia de manganeso.

 

Los síntomas incluyen: presión arterial alta, enfermedades al corazón, contracciones musculares, malformación ósea, colesterol alto, problemas de visión, problemas de audición, pérdida de memoria severa, escalofríos y temblores. A pesar de que algunos expertos argumentan que la falta de este elemento es bastante rara, más de 35% de la población mundial tendría menos de lo que se estima adecuado, siendo los malos hábitos alimenticios la principal causa.

 

En algunos casos, se considera que el calcio y el hierro interfieren con el uso apropiado de manganeso en el cuerpo. Problemas a la vista, sudoración, pulso acelerado, debilidad y calambres severos pueden ser algunos de los síntomas de su poca cantidad en el organismo. La deficiencia severa puede causar infertilidad en las mujeres, daño pancreático, enfermedades del corazón y osteoporosis.

 

Alimentos ricos en manganeso

Las principales fuentes de este mineral son ajo, frambuesas, piña, uvas, remolacha, judías verdes, arroz, menta, avena, nueces, berros, hojas de mostaza, fresas, moras, frutas tropicales, lechugas, espinacas, melaza, clavo de olor, cúrcuma, puerros, queso de soja, trigo, plátanos, pepinos, kiwi, higos y zanahorias. Las mejores cantidades que pueden encontrarse de forma natural son en vegetales verdes, arroz, coco, almendras y avellanas, ya que éstas maximizan la absorción de este mineral importante.

 

Beneficios del manganeso en nuestro cuerpo.

 

Estos beneficios contribuyen al bienestar general en una variedad de maneras. Aquí está una lista de los más importantes que se han estudiado:

 

Salud ósea: es esencial para el crecimiento normal y adecuado de la estructura de los huesos. Es un mineral de gran eficacia en contribuir con el aumento de la densidad mineral del hueso vertebral. Esto es especialmente efectivo y útil para las mujeres post-menopáusicas. Muchas mujeres sufren de deficiencia de este componente después de ese periodo, por lo que aumentar la cantidad de minerales consumidos es un factor importante para prevenir fracturas. Aunque aún faltan estudios que prueben que puede prevenir la osteoporosis, sí se cree que es uno de los factores contribuyentes para ralentizar el progreso de esta problema.

Radicales libres: debido a sus propiedades antioxidantes, su función especial de rastrear la actividad de los radicales libres en el cuerpo humano es de gran importancia. Estos radicales pueden dañar las células y provocar cáncer u otras enfermedades devastadoras, por lo que incluir suplementos o alimentos ricos en este mineral es una muy buena opción, sobre todo si cuenta factores de riesgo para diversas enfermedades.

 

Niveles de azúcar: también se ha mostrado la eficacia de este elemento en el control del nivel de azúcar en la sangre. Esto puede prevenir aún más la aparición de ciertas enfermedades como la diabetes. Para controlar el nivel de glucosa, el mineral normaliza la síntesis y secreción de insulina, y las bajas impredecibles pueden ser mejor reguladas, proporcionando una vida más normal y funcional para los diabéticos.

 

Epilepsia: niveles bajos de este componente puede desencadenar crisis epilépticas. Los suplementos pueden ayudar a controlar la posibilidad de cualquier ataque de este trastorno. El mecanismo exacto de esto no se entiende completamente, pero se ha demostrado que actúa como vasodilatador en varios estudios, y hay algunos investigadores que creen que ésta es la clave para su cualidad antiepiléptica.

 

Metabolismo: regular este mecanismo es una de sus funciones vitales. Las enzimas que activa ayudan a metabolizar colesterol, aminoácidos e hidratos de carbono. Por otro lado, es importante para el metabolismo de vitaminas como la vitamina E y la vitamina B-1. Y contribuye a que el hígado funcione correctamente y sin problemas, y aparte es parte esencial del metabolismo de la glutamina, el aminoácido más abundante en el cuerpo, y una parte clave de las ADN polimerasas.

 

Inflamación y esguinces: es un remedio conocido para los esguinces, así como la inflamación, ya que ayuda en el aumento del nivel del superóxido dismutasa. Esta subida se debe a sus propiedades antioxidantes. Este superóxido, también conocido como SOD, se encuentra normalmente muy bajo en pacientes con artritis. Esto tiene cualidades anti-inflamatorias que personas con este problema necesitan desesperadamente, por lo que según diversos estudios, incluir manganeso en el cuerpo para aumentar la síntesis y aquella función se ha asociado con una disminución de esos síntomas.

 

Prevención de la osteoporosis: los suplementos de este mineral se asocian al alivio de la osteoporosis y la artrosis, ya que es un componente esencial que se ha demostrado que contribuye a la densidad ósea y la densidad mineral general. Sin embargo, como elemento individual en la creación y reparación de los huesos, los estudios son todavía un tanto escasos. En pruebas con humanos, por lo menos, la mayoría de los estudios de la salud ósea se realizan con un panel completo de minerales, no sólo de manganeso. Otros estudios se han llevado a cabo para las funciones específicas y los mecanismos del manganeso en el cuerpo.

 

Alivio del síndrome premenstrual: Es un hecho lamentable, pero inevitable, que muchas mujeres sufren de este problema. Cuando ocurre esto el manganeso ayuda a aliviar los cambios de humor, dolores de cabeza, la depresión y la irritabilidad en una medida considerable. Investigaciones han demostrado una relación entre niveles bajos de varios minerales, incluyendo el manganeso, con los síntomas especialmente graves de este trastorno, por lo que se recomienda la suplementación. Dicho esto, el impacto de este componente en la función hormonal del cuerpo puede ser muy notoria, por lo que es mejor hablar con un profesional antes de hacer ingesta de estos suplementos.

 

Salud de la tiroides: es un cofactor importante para muchas enzimas diferentes, y es un componente esencial de la tiroxina, que podría decirse que la hormona más importante en la glándula tiroides. El buen funcionamiento de esta zona y su síntesis hormonal ayuda a problemas de salud, incluyendo la pérdida de peso, apetito, el metabolismo y la eficiencia del sistema de órganos.

 

Ayuda en la absorción de vitaminas: ayuda a absorber vitaminas vitales como la B y E, además de minerales como el magnesio. Esto se debe a su rol en las reacciones enzimáticas que requeridas para absorber y utilizar los nutrientes de los alimentos. Éste es uno de los co-factores más versátiles para las reacciones enzimáticas, por lo que si hay un riesgo de tener una deficiencia en algunas vitaminas, asegúrese de aumentar los niveles de este mineral, siempre y cuando se mantenga dentro de niveles seguros y no tóxicos.

 

El cerebro y el sistema nervioso: el manganeso es esencial para el funcionamiento saludable del cerebro y también se usa para tratar trastornos nerviosos específicos. Esto es más probable debido al superóxido dismutasa, que elimina los radicales libres, incluyendo a los caminos de los nervios. Los subproductos de la oxidación como aquellas sustancias tóxicas están por todas partes en el cuerpo, y el cerebro pueden verse afectado negativamente con la misma facilidad que otras zonas, por lo que se necesitan antioxidantes de gran alcance como el SOD. Aparte de su papel antioxidante, este componente puede unirse con neurotransmisores y estimular la transmisión más rápida o más eficiente de los impulsos eléctricos, ¡lo que acelera la función cognitiva!

 

Metabolismo de la glucosa: ayudas en la regulación del metabolismo de la glucosa en el organismo. Este es uno de sus beneficios más importantes, proporcionar recursos adecuados a las diferentes partes del cuerpo, lo que aumenta la energía y la eficiencia funcional. También, cuando la glucosa se ​​absorbe correctamente y utilizado por los sistemas de órganos y músculos, hay menos de una probabilidad de acumulación de exceso, lo cual es peligroso para los pacientes con los diabéticos. El manejo adecuado de la diabetes es, sin duda ayudado por los niveles de manganeso adecuados en el cuerpo.

 

Aparato digestivo: este elemento es útil para mantener el funcionamiento del tracto digestivo. Contribuye a una mejor absorción de la grasa en el proceso de la digestión, así como también reduce problemas como el estreñimiento y el malestar intestinal. El manganeso también es relevante en términos de utilización eficaz de los alimentos y la transformación en energía utilizable.

 

Unas palabras de advertencia: El manganeso es un mineral tóxico en el cuerpo humano, lo que significa que no podemos tener ni muy poco ni demasiado. Asegúrese de no excederse en el uso de suplementos, ya que puede conducir a una amplia variedad de enfermedades muy peligrosas, algunas mortales. Una sobredosis puede producir síntomas similares a la enfermedad de Parkinson, o dar lugar a la propia enfermedad. Además, aquellos con enfermedades hepáticas deben tener cuidado de no consumir demasiado de este componente, ya que el hígado tendrá problemas para deshacerse de él, lo que puede provocar psicosis, trastornos mentales y temblores/espasmos. Por último, si usted tiene anemia, su cuerpo tratará de absorber la mayor cantidad de manganeso posible, lo que puede ser riesgoso, ¡así que que controle su ingesta minuciosamente!

 

Por Erika Garcia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *