Propiedades del néctar de agave

Aunque se le conoce más como la planta con la que se fabrica el tequila, también se ha utilizado durante miles de años como un ingrediente en alimentos. El néctar hecho de esta planta es conocido en México como aguamiel. Veamos algunos beneficios del néctar de agave para adelgazar.

 

¿De dónde viene el néctar de agave?

 

El néctar de agave (o jarabe) comúnmente se produce a partir de los agaves azules que crecen en los suelos volcánicos del sur de México. Son plantas grandes y puntiagudas que se asemejan al cactus o la yuca en su forma y hábitat, pero en realidad son suculentas, similares al aloe vera.

 

Vienen en muchos tamaños y colores – existen más de 100 especies. Debido al alto contenido de carbohidratos del agave azul (que se traduce en un alto porcentaje de fructosa en el néctar final), ésta es la especie preferida para la producción de néctar. Aunque hay otras variantes que se utilizan para producirlo, como el agave amarillo, las versiones premium que se producen son 100% en base al azul.

 

¿Cómo se hace el néctar de agave?

 

Cuando la planta ha crecido hasta 7-10 años de edad, sus hojas se cortan, dejando al descubierto el núcleo (llamada “piña”). Cuando se cultiva, el núcleo se asemeja a una gigantesca piña y puede pesar de 20 a 70 kilos.

 

Para hacer el jarabe, se le extrae la savia a la pina, se filtra y se calienta a una temperatura baja, que descompone los carbohidratos en azúcares. Las variedades más ligeras y oscuras de del néctar se hacen de las mismas plantas. Debido a las bajas temperaturas utilizadas en el procesamiento de muchos tipos de producto (menos de 45°C) los fanáticos de los alimentos crudos generalmente lo consideran como un alimento crudo.

 

El sabor del néctar es comparable, aunque no idéntico, al de la miel. Muchas personas que no les gusta la miel encuentran que el agave es una opción más apetecible. Tampoco tiene un gusto amargo asociado a edulcorantes artificiales.

 

En comparación con el azúcar

 

El agave es un buen sustituto del azúcar por varias razones. Este néctar es un azúcar real, a diferencia de los edulcorantes artificiales o no nutritivo. Tiene propiedades similares a muchos azúcares pero con una excepción importante: su índice glucémico es significativamente menor, que lo convierte en una alternativa más sana al compararse con muchos edulcorantes procesados ​​o naturales, entre ellos:

 

  • azúcar de dátil
  • cristales de azúcar de arce
  • azúcar blanca granulada
  • jugo de caña deshidratada
  • azúcar morena
  • azúcar demerara o turbinado

 

Funciona el néctar de agave para bajar de peso y controlarlo a largo plazo?

El bajo índice glucémico de este jarabe lo hace adecuado para personas que siguen dietas bajas en carbohidratos o “slow-carb” (la dieta de Atkins o South Beach), o para una variedad de programas para adelgazar. El azúcar granulada tiene un índice glucémico medio de 60, mientras que este producto en general tiene un índice menor a 30. Los alimentos con un índice glucémico menor de 55 son considerados alimentos de bajo índice glicémico, y son menos propensos a desencadenar que el cuerpo almacene grasa. Si bien no es un alimento “libre” para el consumo indiscriminado, para varios planes de mantenimiento de peso es un sustituto saludable para endulzar, y su uso moderado pueden ayudar a disfrutar de alimentos que de otra forma estarían fuera de los límites.

 

Néctar de agave para personas que padecen de diabétes

A personas con esta enfermedad se les aconseja controlar su consumo de azúcar y, de la misma forma que personas que buscan perder kilos, que revisen el índice glucémico de lo que consumen. El néctar de agave SÍ tiene calorías y carbohidratos que deben tenerse en cuenta, y como se responde a un edulcorante varía de una persona a otra. Sin embargo, como este jarabe tiene un índice glucémico más bajo que los azúcares refinados, sus hidratos de carbono son menos propensos a elevar el azúcar en la sangre rápidamente. Repito que éste no es un complemento “libre”, pero bajo la supervisión médica adecuada, usarlo como un sustituto de azúcar pueden ampliar las opciones dietéticas para muchos pacientes.

 

Agave como remedio para la piel

Estudios médicos modernos han confirmado las propiedades reparadoras de esta planta. Aplicar su néctar en la piel se ha demostrado que es eficaz contra bacterias piógenas (que producen pus) como la Staph aureus. La tradición de agregarle sal aumentaría aún más su propiedad anti-microbiana. Por otro lado, también ha demostrado ser eficaz contra las bacterias entéricas (del intestino).

 

Su como sustituto del azúcar

 

Aunque tiene más calorías que el azúcar morena o blanca, es aproximadamente un 40% más dulce, por lo que la cantidad que se utiliza puede ser menor. Quizás se necesite algún ajuste en las recetas para sustituir el azúcar granulada, pero es mucho más conveniente que usar edulcorantes artificiales, ya que ellos proporcionan dulzura, pero pocos tienen las propiedades funcionales de los azúcares reales. El agave ofrece la misma variedad de funciones (incluyendo los colorantes, la retención de la humedad, el reblandecimiento y la conservación de alimentos) que sus contrapartes procesadas​​.

 

En comparación con los edulcorantes artificiales.

 

En muchos aspectos este producto llena el vacío entre los edulcorantes artificiales y los reales. A pesar de que tiene todas las propiedades útiles de lo natural, su menor índice glucémico ayuda a proteger contra los riesgos de salud asociados a una cantidad mayor de glicemia.

 

El néctar de agave puede tener muchas más aplicaciones que las variables artificiales, aparte de producir resultados más agradables al paladar. Ya que se compone de azúcares reales (fructosa y glucosa), tiene un desempeño admirable en la cocina y la repostería. Comparte todas cualidades mencionadas más arriba que tienen los endulzantes refinados, sirve como un agente de coloración, humectante, suavizante y conservante.

Por Erika Garcia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *