Propiedades del rábano y sus usos medicinales.

El rábano negro contiene cantidades de azufre eficaces para estimular el flujo de la bilis en el hígado, mejorando la digestión. El rábano (Raphanus sativum) es una planta herbácea nativa de China, de la familia de las crucíferas. La parte comestible del rábano es su raíz, la cual ha sido reconocida desde tiempo inmemorial por sus propiedades depurativas y sedantes.

Esta raíz tiene diferentes formas, colores y tamaños dependiendo de la variedad. Puede ser circular u oblonga, roja o blanca, etc. Su textura es similar a la de los nabos, crujiente, pero con un sabor característico ligeramente picante que en algunas variedades puede llegar a ser fuerte. Las hojas de la parte superior son comestibles, pueden usarse para agregar sabor picante a las ensaladas.

El rábano más popular en Asia es llamado daikon, similar en su forma a la zanahoria y de color blanco. Esta variedad tiene una longitud de entre 30 y 45 centímetros, alcanzando algunas veces el doble de tamaño. El daikon tiene una textura crujiente y su sabor es picante.

Beneficios de salud

El rábano es rico en vitaminas C y B, responsables por sus propiedades antinflamatorias y sedantes respectivamente. También es una excelente fuente de potasio, calcio, hierro, cobre, azufre, fósforo y fibra, siendo muy bajo en calorías y prácticamente desprovisto de grasas o colesterol.

Las hojas del rábano contienen casi seis veces más vitamina C que la raíz, y son una gran fuente de calcio.

Para obtener el máximo provecho de los beneficios nutricionales de este alimento, es mejor consumirlo mientras sea joven y pequeño en tamaño, ya que cuando el rábano madura sus compuestos se desplazan desde la raíz (lo que consumimos con mayor frecuencia) hacia las hojas.

Beneficios de salud

Como miembro de la familia de las crucíferas, el rábano tiene un alto contenido de antioxidantes y ha sido usado empleado durante siglos como fuente de propiedades depurativas y sedantes. A continuación listamos algunas de las dolencias que pueden aminorarse por el consumo regular del jugo de rábano:

Acné: el jugo de rábano, aplicado sobre la piel, es un remedio natural eficaz en casos de acné. Además, consumido como bebida puede ayudar a prevenir el desarrollo de espinillas gracias a sus propiedades desintoxicantes y depurativas.

Problemas digestivos: la protección que el jugo de rábano provee sobre el hígado ayuda a mejorar la digestión, especialmente cuando el organismo debe lidiar con alimentos altos en grasas que requieren una producción hepática eficaz de bilis.

Laxante y diurético: el jugo de rábano es un diurético ahorrador de potasio, útil también como laxante natural. Asiste a los riñones y al colon en la tarea de eliminar los deshechos del organismo.

Falta de apetito: estimular el apetito es otro de los efectos del jugo de rábano, por lo que puede beberse antes de las comidas. Muchas veces las enfermedades que causan la falta de apetito son curadas con sólo consumir los alimentos, el cuerpo sólo necesita recibir sus nutrientes regulares para lograrlo.

Enfermedades hepáticas: la función digestiva y desintoxicante del hígado puede reforzarse al beber un vaso de jugo de rábano antes de cada comida. El rábano tiene cantidades de azufre apropiadas para aumentar el flujo biliar que mantiene saludable al hígado y facilita la digestión de las grasas. El rábano negro es especialmente útil para obtener el azufre.

Enfermedades respiratorias: los beneficios terapéuticos del jugo de rábano sobre el sistema respiratorio son numerosos. Gracias a sus efectos antinflamatorios, antibacteriales y antivirales, resulta eficaz para aliviar problemas propios de este sistema: gripes, resfriados, tos, asma, bronquitis, etc.

Alteraciones del sueño: hemos mencionado las propiedades sedantes del rábano. Desde la época de los antiguos griegos y romanos el jugo de rábano ha sido empleado como remedio para poder conciliar el sueño. Beba un vaso del jugo justo antes de acostarse y verá los resultados.

Consejos de consumo

El jugo de rábano puede beberse solo. Sin embargo, debido a su fuerte sabor, mucha gente prefiere mezclarlo con otros jugos de frutas o de verduras como manzana o zanahoria. Seleccione los rábanos jóvenes pero evite cocerlos, ya que el calor destruye su contenido de vitamina C.

Las hojas del rábano extraen hacia ellas los nutrientes contenidos en la raíz. Por esta razón, el rábano con sus hojas sólo puede conservarse hasta por 3 ó 5 días en la nevera. Sin las hojas, en cambio, puede conservarse hasta por cuatro semanas en las mismas condiciones.

Consuma el rábano de la misma forma que consume la zanahoria. La piel de algunas variedades es demasiado gruesa y picante, por lo que puede ser necesario pelarlo antes de comerlo.

Precaución

El rábano no requiere medidas de seguridad con respecto a su consumo exceptuando la variedad de rábano negro, cuya piel puede ser muy picante para el gusto de muchas personas.

Por Diana Garcia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *