Las propiedades del té verde quema grasa para perder peso. Varios interrogantes se han suscitado en torno a las bondades, a las propiedades que tiene el té verde para ayudar a perder peso. Que si la evidencia científica existe, que los cuidados y engaños que hay alrededor de su consumo. Aquí se trata el tema del té chino con mayor profundidad, para entender sus cualidades en cuanto a la quema de grasa que se le atribuye. ¿Cuál será el secreto de su éxito? O acaso es un logro pasajero. A continuación, algunos de los estudios que se le han realizado a la peculiar hierba, que en el lejano oriente, tiene una fama bien ganada, de servir para adelgazar.

Hecho 1: ¿Está comprobado por la ciencia, que el té verde chino sirve para bajar de peso?

Uno de los clásicos de la medicina de la antigua China, Bencao Shiyi, dice: “Tomar té verde por mucho tiempo adelgaza”. Si nos ubicamos unos 1.300 años después, esta sentencia es, precisamente, lo que los científicos han podido comprobar en la actualidad. En un total de 74 estudios científicos que se han efectuado para analizar las propiedades del consumo del té verde para adelgazar, el doctor Wolfram, pudo establecer que dichas cualidades de este té chino han quedado planamente demostradas en varios de los estudios hechos en laboratorio, y que han sido efectuados tanto en el cultivo celular como en los animales.

También señaló el doctor Wolfram, que un total de 9 de estos estudios se han desarrollado directamente en seres humanos y, en sus propias palabras: “la mayoría de los cuales reporta una disminución del peso y de la masa de grasa”. Sin embargo, hacen falta todavía otros estudios con un mejor diseño, para poder comprender, por ejemplo, los mecanismos subyacentes, pero esto no desvirtúa, de ninguna manera, que el té verde chino, realmente funciona.

Hecho 2: ¿Por qué razón, la gran mayoría de dietas para perder peso rápido, fallan?

La pregunta que hay que hacer aquí es si esto es cierto, ¿qué será lo que hace fallar a las dietas convencionales? Las respuestas no se hacen esperar. Cuando se inicia una dieta cualquiera para perder peso, la primera consecuencia es aguantar hambre, luego el cuerpo desarrolla un mecanismo instintivo de defensa, que ocasiona un inminente ahorro de energía. A lo que esto conlleva es a una disminución necesaria del metabolismo que conduce al organismo a quemar menos calorías.

Como consecuencia de todo esto, el cuerpo inicia un proceso en el que se autoconsume, porque, aunque hay algunas grasas que se convierten en aportantes de energía, la que está disponible en mayor fuente es la proteína, esto es, el músculo. Esto se evidencia cuando la persona nota una aparente pérdida de peso, que no es otra cosa que pérdida de músculo y no de grasa.

La medida del metabolismo se establece, justamente, por la cantidad de músculo que se desarrolle, por esta razón, la gran mayoría de dietas tiende a fallar, porque colaboran en la pérdida del peso equivocado. Los estudios de la Universidad de Pensilvania y de otros establecimientos, han determinado que el gran problema inicia con el período de ejecución de las dietas para adelgazar, porque esta consecuencia de metabolismo lento se puede llegar a extender durante semanas. El efecto principal que producen estas dietas es el que se conoce como “rebote”, consistente en que se recupera el peso perdido e incluso se gana mucho más del que se tenía en el principio. Aquí es donde entran a funcionar las cualidades del té verde chino para adelgazar, reduciendo este efecto rebote, porque actúa balanceando el metabolismo.

Hecho 3: ¿Por qué las dietas para bajar la barriga con té verde chino, sí funcionan?

La razón principal es que el té verde chino no necesita de una dieta que sea baja en calorías, para ayudar eficientemente a bajar de peso. Estudios elaborados por científicos dados a la tarea de indagar profundamente las cualidades del té verde para adelgazar, descubrieron que la cafeína y la epicatequina galato, son los directos responsables de los impactos adelgazantes del té verde. Son al menos 5 los beneficios concretos del té verde chino, que de manera comprobada, ayudan al proceso de perder peso, estos son:

  1. Ayuda a quemar la grasa.
  2. Colabora para que el organismo absorba menos cantidad de grasa.
  3. Puede regular los niveles de azúcar en la sangre y controla los antojos de azúcar.
  4. Con su consumo se incrementa el metabolismo.
  5. Logra detener el proceso de convertir la energía en grasa.

Hecho 4: ¿El té verde para adelgazar, ayuda a reducir el apetito?

La verdad es que es muy incierto lo que anuncian algunos productos de té verde para quemar grasa, cuando afirman que éste tiene cualidades para suprimir las ganas de comer. Los estudios de sus cualidades para adelgazar, en este caso, de la Universidad de Chicago, en el año 2000 descubrió que las ratas de laboratorio, en las que se realizó el análisis, solamente reaccionaban, comiendo menos, cuando les era inyectado el extracto de té verde, más no cuando tomaban el té.

Esto quiere decir que para que el té trabaje como un supresor del apetito, tendría que ser tomado de manera permanente o ingerir extracto de té verde en unos niveles mucho más elevados de los que se pueden hallar hoy por hoy en el mercado. Hay que ser bastante cuidadosos con esta clase de anuncios y la falsa publicidad que se escuche o se lea de las cualidades del té verde para adelgazar. Un ejemplo de ello son los productos que se anuncian como supresores del apetito y que son para adelgazar elaborados  a  base de cromo, la razón por la que hacen sentir menos hambre a sus consumidores es porque contienen cromo en cantidades superiores y no precisamente porque estos contengan extracto de té verde. Esa es la clase de engaños de los que hay que cuidarse.

Hecho 5 del té verde: Hacer ejercicios más largos para ayudar a bajar la panza

Ejercitarse físicamente con una buena rutina de entrenamiento, puede ser útil para bajar de peso, de tres maneras diferentes:

  1. Permite la estimulación del metabolismo: Porque el nivel de energía del organismo continúa elevado, incluso, un buen tiempo después de haber terminado el ejercicio.
  2. Se incrementa la masa muscular: Es lo que comúnmente sucede cuando se ejercita, incrementar esa masa muscular. Ya se había explicado que la medida del metabolismo se ajusta a la cantidad de músculo que tiene el cuerpo. Luego quiere decir esto que, tener más músculo corporal, hace más fácil estar y verse delgados.
  3. El ejercicio permite quemar calorías: La actividad física o el ejercicio, es el momento en el que más se quema calorías.

Es lógico que comenzar una rutina de entrenamiento que permita quemar grasa, representa un trabajo bastante fuerte. Sin embargo, no hay por qué desanimarse, porque el consumo de té verde puede aumentar el nivel de resistencia física hasta en un 24%, siendo esta una de las cualidades del té verde, que ha recibido mayor aceptación y comprobación. Las investigaciones establecieron que los ratones en los que se hizo algún esquema de ejercitación, perdieron alrededor del 24% más de peso del que habían ganado por habérseles practicado  una dieta para perder peso, elevada en grasas. Aquellos ratones a los que les fue suministrado el té verde, lograron perder un 47% del peso ganado. Para completar los resultados del estudio, los ratones que consumieron el té verde y además se ejercitaron, lograron perder el 89% del peso.

Se comprobó también  que este último grupo de ratones, los que bebieron el té verde y se ejercitaron, evidenciaron una quema de energía y de grasa, aun cuando estaban descansando. Así mismo, los ratones que consumieron té verde, lograron quemar grasa mientras se ejercitaban. De manera sorpresiva, las investigaciones establecieron que los ratones que perdieron mucha más grasa y peso, fueron los que solamente tomaron té verde, en comparación con los que solamente hicieron ejercicio físico. Posteriormente dedicaremos tiempo para hablar del té chino del doctor Ming, que revolcó tanto el mercado como el tema de la pérdida de peso y de la obesidad.