7 propiedades del yacón para tu cuerpo.

El yacón ha sido un vegetal cultivado tradicionalmente desde hace miles de años y tiene una amplia variedad de usos. El jarabe y polvo de yacón se utilizan comúnmente como sustitutos saludables para el azúcar como endulzantes en varios alimentos. Además, la raíz se puede comer cruda, como una papa o una jícama. La mayor parte de la densidad de estos tubos vegetales, que pueden crecer hasta 1 kilo en peso, son fructooligosacáridos, los cuales son una forma digerible de fructosa. Esta cualidad única del yacón es parte de lo que lo hace tan valioso.

Algunos de los beneficios para la salud del yacón incluyen su capacidad para regular los niveles de azúcar en la sangre, reducir el colesterol “malo”, ayudar con la pérdida de peso, bajar la presión arterial, mejorar la salud del hígado, prevenir ciertos tipos de cáncer, mejorar la salud digestiva y fortalecer el sistema inmune.

El yacón se puede cosechar después de los rizomas en la parte superior de planta mueren y caen, lo que significa que el tubérculo debajo de la tierra está listo para ser comido. Una de las mejores cosas del yacón es que se puede cultivar fácilmente en huertos hogareños y requiere muy poca experiencia o conocimiento de agricultura. La jugosa carne del tubérculo es ligeramente dulce, gracias a su composición a base de fructosa.

 

Las hojas de la planta también contienen una variedad de compuestos orgánicos benéficos, por lo que el té y el jarabe de yacón se han convertido en componentes valiosos y buscados para agregar a la dieta de las personas. De hecho, el jarabe de yacón ha tenido un reciente aumento de popularidad, ya que no sólo se asegura que es un súper alimento para los diabéticos, sino también para las personas que intentan perder peso. Sin embargo, queda la pregunta: ¿por qué se considera el yacón tan importante para nuestra salud?

 

Valor nutricional del Yacón

Como se ha mencionado, los tubérculos de yacón se componen sobre todo de fructooligosacáridos y agua. Esto significa que la mayoría de azúcares de carbohidratos no pueden ser digeridos por el cuerpo, resultando en un nivel muy bajo de calorías y una limitación del exceso de azúcar que entra en el torrente sanguíneo. El yacón también ayuda al cuerpo a aumentar su absorción de vitaminas y minerales de todos los demás alimentos, por lo que aunque el yacón por sí mismo no contiene muchas vitaminas ni minerales, es muy importante para la ingesta de estos componentes esenciales de la salud humana. Dicho esto, aún así el yacón es rico en potasio, calcio y fósforo.

 

Beneficios del Yacón en tu organismo

Ayuda a perder peso: A pesar de que esto ha sido muy debatido en ciertos círculos, varios investigadores afirman que el consumo de yacón puede ayudar a aumentar la pérdida de peso. Ya que no está compuesto de almidón (como la mayoría de los tubérculos), pero llena, y tiene un nivel muy bajo de calorías, se cree que resulta en la pérdida de peso en general. Esto también podría ser causado por el ligero efecto laxante del yacón (tal vez debido a su contenido en fibra) y el aumento de la saciedad que la gente siente después de comer esta planta dulce.

 

Niveles de azúcar en la sangre: La razón por la que tantas personas en todo el mundo han comenzado a utilizar el yacón tan a menudo es por sus efectos anti-hiperglicémicos. Los fructooligosacáridos en el yacón significa que el cuerpo no absorbe ninguno de los azúcares simples; de hecho, disminuye la cantidad de producción de glucosa en el hígado y provoca un cambio para bajar las tasas de glucosa en ayunas. Esto es muy importante para las personas que sufren de diabetes. También se está haciendo investigación sobre el potencial del yacón para aumentar la sensibilidad a la insulina en el cuerpo, otro aspecto beneficioso para los diabéticos o para personas en riesgo de desarrollar la enfermedad.

 

Monitoreo del colesterol: Aparte de su importancia para los diabéticos, el yacón también es importante para las personas que necesitan controlar su colesterol. Las investigaciones han demostrado que el consumo de yacón resulta en la reducción general de triglicéridos en ayunas y los niveles de lipoproteínas de baja densidad. En otras palabras, los fructooligosacáridos que componen el yacón ayudan a reducir los niveles de lípidos y prevenir la acumulación de colesterol “malo”. Esto ayuda en la prevención de una amplia variedad de problemas de corazón, incluyendo la enfermedad cardíaca coronaria.

 

Presión arterial: Hay una serie de aspectos saludables para el corazón del yacón, pero los altos niveles de potasio sin duda valen la pena mencionarlos en primer lugar. El potasio es un vasodilatador, lo que significa que relaja los vasos sanguíneos y reduce la presión sobre el sistema cardiovascular. Esto significa un aumento del flujo sanguíneo y la oxigenación de las partes del cuerpo que más lo necesitan, y una disminución de la probabilidad de desarrollar enfermedades como la aterosclerosis, o de sufrir enfermedades del corazón como ataques cardiacos o accidentes cerebrovasculares. El potasio también ayuda a regular el equilibrio de líquidos en las células y tejidos de nuestro cuerpo, junto con el sodio.

 

Prevención del cáncer: Las investigaciones han demostrado que los compuestos que se encuentran en el yacón pueden tener efectos inhibidores sobre la proliferación de células cancerosas. Aunque estas investigaciones son todavía algo preliminares, ¡no hay ningún inconveniente con este posible efecto secundario al adicionar el yacón a su dieta!

Salud del hígado: El hígado es la fuente de glucosa en nuestro cuerpo, así que tiene sentido que la regulación de la glucosa a través del consumo de yacón afectase nuestros hígados de alguna manera. De hecho, los estudios han demostrado que las cantidades adecuadas de yacón (sobre todo cuando se combina con el cardo de leche) previenen la acumulación de grasa en el hígado y mantienen la salud y la función adecuadas del hígado.

 

Salud digestiva: Mientras que el cuerpo no puede absorber estos fructooligosacáridos, ¡esto no significa que las bacterias saludables en nuestro intestino no lo encuentren delicioso! El yacón también contiene materiales prebióticos, estimulando el crecimiento y la salud de la microflora en nuestros cuerpos. Cuando nuestras bacterias probióticas están bien cuidadas y sanas, nuestro cuerpo puede maximizar su ingesta de vitaminas y minerales. Al optimizar los niveles de absorción de los alimentos, somos capaces de conseguir más “por nuestro dinero”, por así decirlo, cuando comemos otros alimentos. Además, el ligero efecto laxante del yacón reduce el estreñimiento, la hinchazón y otras afecciones gastrointestinales más graves, tales como úlceras gástricas y cáncer de colon.

 

Una última palabra de precaución: Aunque es raro, han habido algunos reportes de alergias a la raíz del yacón. Además, las hojas se deben utilizar solamente para el té, ya que se han encontrado que son ligeramente tóxicas para los riñones cuando se comen directamente. Aparte de estos dos pequeños problemas, disfrute de yacón, ¡así como también de todos los maravillosos beneficios que le puede aportar a su salud!

Por Erika Garcia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *