Dieta Ortomolecular para perder peso, fármaco y nutrición

Una dieta ortomolecular es un ramo de la medicina que reúne varias experiencias médicas distintas, entre las que se encuentra la terapia de dietas. Esta terapia ortomolecular consiste en la prevención y tratamiento de enfermedades, a través de la utilización de sustancias y compuestos naturales como los aminoácidos, los electrolíticos, los ácidos grasos y las vitaminas.

Formulación nutracéutica: Los que practican la dieta ortomolecular, usan generalmente suplementos nutricionales, dietéticos o herbales, llamados nutracéuticos. Estos pueden combinar nutrientes que tienen objetivos específicos como las fórmulas antioxidantes, los remplazos de comidas con pocas calorías, las fórmulas de comida cerebral, etc.

¿Qué es y para qué sirve la dieta ortomolecular?

Los que deciden practicar la dieta ortomolecular, registrarán la historia clínica de un paciente detallando su salud y realizando un examen físico de éste. Si existen problemas graves del tipo que necesitan de la atención médica, se iniciarán tratamientos apropiados o se suministrarán referencias. Si la condición del paciente no reviste mayor gravedad, se hará una revisión y evaluación de los síntomas sobre la base de los desbalances y deficiencias del aspecto nutricional. Estudios sanguíneos, registros alimenticios u otros adicionales, se harán para proporcionar alternativas de mejoría del paciente.

Para hallar cambios en el estado de salud del paciente, se recomendarán cambios alimenticios en la dieta ortomolecular y suplementos nutricionales por un tiempo de prueba que, generalmente, será de dos semanas. Se hace una nueva evaluación del paciente sostenida en las respuestas y si debe modificarse o continuar con el plan señalado.

¿Qué estudios científicos respaldan la terapia ortomolecular?

Los suplementos nutricionales que emplea la dieta ortomolecular, son materia de investigación desde lo básico hasta la investigación clínica. No obstante, la investigación preclínica y básica resulta más eficiente para el análisis de los suplementos compuestos de constituyentes químicos simples, como lo son los minerales y las vitaminas, que para aquellos productos con más complejidad, como los denominados extractos botánicos. Ya existe gran cantidad de investigaciones clínicas aplicadas a la mayoría, si no todos, los alimentos que son suplementarios.  Buena parte de estas investigaciones, presentan pequeños análisis de segunda fase.

Los alimentos funcionales han completado una vasta literatura que continúa creciendo y que incorpora. Además, pruebas clínicas, estudios epidemiológicos, estudios con animales y estudios experimentales. La gran mayoría de evidencia que existe hoy sobre los alimentos funcionales es meramente preliminar y no se sustenta en pruebas bien elaboradas. Pero para los intereses de la dieta ortomolecular, la evidencia que se obtuvo a través de otra clase de estudios, es válida e importante para acreditar los constituyentes saludables de los alimentos funcionales.

La más contundente de las evidencias de eficacia es la que se desarrolló adecuadamente a las pautas de la NLEA, asignada a los productos de salud pre aprobados como el psyllium o el salvado de avena. En años anteriores, miles de análisis y estudios fueron realizados acerca de una gran cantidad de suplementos nutricionales. Sin embargo, hoy no se ha podido comprobar la eficiencia de ningún suplemento como para convencer de su implementación. Entre esta gama, hay algunos que, en los primeros estudios, fueron considerados como positivos o de alguna manera conveniente.

El término de medicina ortomolecular, fue creado por el premio nobel, Linus Pauling, quien era un excluido de la secundaria por ser inconformista y bastante indisciplinado, atacado por sus creencias políticas y sus reacciones como activista. Con todo eso, logró la publicación de 11 libros, más de 500 artículos y fue  el ganador de dos premios nobel no compartidos, siendo el único hombre en la historia que lo ha logrado.

La base de su trabajo estuvo en temas como la reacción de los antígenos-anticuerpos, la base molecular de la anemia drepanocítica, un modelo para la estructura del ADN, la estructura de las proteínas o las estructuras a larga escala de muchas proteínas como la hemoglobina. Sus interminables logros le fueron reconocidos con el Premio Nobel de Química, en el año 1954. Durante los años 1973 y 1994 sus estudios e investigaciones se focalizaron en lo que denominó la “medicina ortomolecular”, un concepto de la salud que la optimiza asegurando las cantidades adecuadas de moléculas adecuadas. Para Pauling, la vitamina C era una de las moléculas más importantes y sobre la cual realizó investigaciones acerca de sus impactos en las enfermedades, recomendando, incluso, un mayor consumo de esta, del que se tenía como mínimo.

Hasta el día de su muerte, llevó a cabo investigaciones en esta materia, su deceso se produjo en el año 1994 por un cáncer, cuando tenía 93 años de edad. El concepto de la dieta ortomolecular es muy generoso y acerca de esta se encuentran varias publicaciones realizadas por Pauling, para enterarse de mucho más al respecto.

Por Diana Garcia

One thought on “Dieta Ortomolecular para perder peso, fármaco y nutrición

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *