¿Cuáles quesos son buenos para adelgazar?

El queso puede ser una adición saludable a su plan de pérdida de peso. Aprenda sobre los mejores quesos para perder peso y sobre cuales debe evitar. El queso tiene mala fama cuando se trata de la pérdida de peso. Por lo general es uno de los primeros alimentos en la lista de prohibidos, pero es hora de que esto cambie. Los estudios muestran que el consumo de más de tres porciones de lácteos al día puede reducir el riesgo de obesidad y el síndrome metabólico. Así que asimilemos la buena noticia y disfrutemos de alguno de los mejores quesos que no van a arruinar su plan para bajar de peso.

 

Quesos para bajar de peso que puede disfrutar:

Queso cheddar:

El ligero sabor del queso cheddar lo hace un versátil queso bajo en calorías, que va bien con muchas comidas. Tanto si desea aderezar una tortilla o darle un toque extra a su sándwich, obtendrá una cantidad adecuada de proteínas y calcio.

Porción: 1 rebanada

Calorías: 112

Calorías de grasas: 9,27

Proteína: 7 gramos

 

Queso cottage bajo en grasa (1% a 2% de grasa láctea):

Adicione un poco de fruta fresca a un tazón de queso cottage para un desayuno repleto de proteínas que lo mantendrá sin dificultad hasta la hora del almuerzo. Opte por el 1 por ciento o 2 por ciento de leche para mantener bajo el contenido de grasa saturada. Por menos de 200 calorías, tendrá una comida completa.

Porción: 1 taza

Calorías: 162

Calorías de grasas: 2,3 gramos

Proteínas: 27 gramos

Queso feta:

La feta es un alimento básico en la dieta mediterránea, el cual según los estudios puede reducir el riesgo de enfermedades del corazón. La feta también es más baja en grasa en comparación con otros quesos, y su sabor acidulado hace toda la diferencia incluso con la adición de tan solo una pequeña cantidad en ensaladas o en tortillas. Además, ¡es rica en calcio para mantener los huesos fuertes! Usted obtendrá el 14 por ciento de su calcio diario recomendado en una sola porción.

Porción: 1 oz

Calorías: 74

Calorías de grasas: 6 gramos

Proteína: 4 gramos

quesos-saludables_resize

Queso parmesano:

Un elemento básico en los platillos italianos, el queso parmesano hace más que añadir un delicioso sabor. Una pequeña pizca de parmesano marca la diferencia en términos de sabor y contiene la misma cantidad de proteína, calcio y minerales que otros quesos. Perfecto para aderezar verduras asadas o un plato de pasta.

Porción: 1 cucharada

Calorías: 22

Calorías de grasas: 11

Proteínas: 1,89 gramos

 

Queso suizo:

El queso suizo es una excelente fuente de vitamina B12, girando en torno al 14 por ciento de su valor diario recomendado por porción. Conocida como la vitamina de la energía, la vitamina B12 también promueve huesos fuertes y dientes sanos.

Porción: 1 rebanada

Calorías: 105

Grasas: 7,76 gramos

Proteínas: 7,56

 

Quesos que debe evitar:

No todos los quesos harán maravillas para su salud. De hecho, algunos pueden hacer más daño que bien a su plan de pérdida de peso.

 

Queso en aerosol o cualquier queso fundido:

Una palabra: procesado. Puede estar etiquetado como queso, pero con una lista de ingredientes que no tiene fin, no le hará ningún favor a su plan de pérdida de peso. Los quesos fundidos carecen de la nutrición de su homólogos no-procesados – menos proteínas y calcio, y más calorías y grasas. ¡Opte por el auténtico; su sabor es mejor de todos modos!

 

Queso amarillo o americano:

Existe algo con el queso amarillo. Tal vez sea un reconfortante recuerdo de su infancia, pero no es tan bueno para su salud. Se compone en su mayoría de ingredientes procesados, incluyendo los colorantes de alimentos que le proporcionan un antinatural color amarillo-anaranjado. Su larga vida útil es suficiente para cuestionarnos acerca de que está hecho en realidad. De hecho, el queso americano está etiquetado como “producto de queso”, debido a sus cuestionables ingredientes.

Porción: 1 rebanada

Calorías: 97

Calorías de grasas: 56

Proteínas: 5,38 gramos

Queso crema:

Puede ser el predilecto para sus rosquillas, pero si se come con demasiada frecuencia, irá directamente a su cintura. Sólo una cucharada tiene 46 calorías de grasas, y una cucharada probablemente no cubrirá toda su rosquilla. Elija mejor un queso crema casero para una opción más ligera y baja en grasa.

Porción: 1 cucharada

Calorías: 52

Calorías de grasas: 45

Proteínas: 1,07 gramos

Por Erika Garcia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *