Cómo Reducir El Abdomen Y Lograr La Figura Que Muchas Desean

La meta de conseguir la silueta de película que todos alguna vez hemos soñado, se logrará en la medida en que se alcance el primer objetivo primordial, una eficiente reducción de la zona abdominal. Cuando se han eliminado los kilitos de más que se encuentran en el estómago, se estará a un paso muy pequeño de llegar al gran peldaño de poder lucir un abdomen definido y bien marcado. Pero, cuidado, el trabajo que se requiere para eliminar al menos una capa reducida de grasa del abdomen, no es una tarea fácil.

A continuación se darán algunas sugerencias importantes que pueden ayudar mucho a la hora de decidir cuál es la mejor alternativa para disminuir la grasa abdominal. El ideal de muchas personas tampoco está en conseguir abdominales tipo roca, con estos consejos útiles se podrá perder varios centímetros en la cintura y hacer del estómago una forma plana y esbelta digna de mostrar.

El adelgazamiento del abdomen representa un dilema y una tarea nada sencilla, especialmente para los hombres. Esto como consecuencia de la cantidad de grasa que los hombres son capaces de acumular en su cintura, que es bastante superior a la de las mujeres. A esta acumulación se le ha bautizado de varias maneras, barriga de papa, de cervecero, estómago de camionero o simplemente las famosas llantas. A esta circunstancia biológica que es natural en el hombre, se agregan condiciones como el estilo de vida, que genera diferentes impactos en el tema de la grasa abdominal, como el sedentarismo, el estrés, las salidas con clientes o a eventos de trabajo, que colaboran con el aumento y la acumulación de la grasa en el abdomen.

Otro inconveniente que se le presenta al adelgazamiento, es que la grasa que se acumula en la zona abdominal es bastante terca para ser eliminada y por esta razón se requiere de mucho trabajo y esfuerzo para reducirla. Dejar a un lado la barriga de camionero y convertirla en un estómago plano representará una sensación de éxito incomparable, sin embargo, el camino para lograrlo, seguramente estará cargado de sacrificios y dolor. Lo más importante es que los resultados que se obtienen no son únicamente estéticos, también en materia de salud el organismo recibe beneficios a largo plazo.

En lugar de concentrarse en las consecuencias del sobrepeso y más allá, de la obesidad, de lo que se trata es de afianzarse en las posibles y muy reales alternativas que existen para disminuir la grasa abdominal. Para conseguirlo, aquí se describen los pasos que se pueden seguir, para lograr un proceso efectivo cuyo final sea, un abdomen plano y de película:

Regla número 1- Si se quiere reducir el abdomen, habrá que eliminar la comida chatarra

Y cuando se menciona la palabra eliminar, se está hablando de deshacerse de cualquier posibilidad de consumir la insana comida chatarra. Arrojarla a la basura, porque ¿quién desea alimentarse sanamente comiendo basura? En casa no hay que guardar dulces, comidas de paquete, galletas y ningún otro que se le parezca. Si productos como estos no se tienen cerca, menor será la tentación de consumirlos y con el tiempo, ni siquiera se pensará en su existencia. De esta manera de dará un paso muy importante en la erradicación de los hábitos alimenticios incorrectos y poco saludables.

Pero mucha gente no ha comprendido todavía por qué es tan perjudicial la comida basura. Esencialmente es por su contenido elevado de azúcar, considerando que prácticamente todos estos productos son azúcares y carbohidratos refinados que lo único se hacen en el organismo, es elevar los niveles de azúcar en la sangre, provocando un aumento en el apetito y dificultando al máximo el proceso de eliminación de grasas. Aquí se podrán encontrar videos acerca de cómo rebajar la barriga de camionero con unas eficientes rutinas.

Regla número 2 – No se debe consumir alimentos en altas horas de la noche

En lo posible, hay que evitar el consumo de alimentos en horas adelantadas de la noche. Esta recomendación es vital, porque después de comer en la noche no hay posibilidad de realizar actividad alguna para quemar la energía que se consumió. Como es muy tarde, lo más común es estar cansados y desear solamente irse a la cama a dormir. Como no se presenta un gasto de energía, hay un considerable aumento en los niveles de azúcar en la sangre lo que sugiere un inevitable aumento de la grasa corporal, es precisamente por eso que se requieren dietas muy disciplinadas para lograr evacuar la grasa del estómago y reducir el abdomen.

Regla número 3 – El consumo de bebidas alcohólicas genera presencia de grasa

Es necesario reducir el consumo de alcohol, si se desea adelgazar de buena manera. Cuando se ingiere mucho alcohol se acumula una buena cantidad de grasa en la cintura. Si bien las personas entienden que el alcohol no es útil para adelgazar la zona del abdomen, sus consecuencias tampoco son muy claras para el común de las personas. Resulta que consumir alcohol de manera constante y en grandes proporciones, ocasiona la formación una barriga de grandes proporciones. Es muy fácil reconocer a los cerveceros de profesión, son aquellas personas que son delgadas en casi todo su cuerpo pero con una fuerte hinchazón en la barriga, esa es la señal básica que permite determinar el exceso de alcohol.

Regla número 4- Cómo funcionan los carbohidratos en la dieta de alimentos

Hay que comenzar diciendo que consumir de carbohidratos es muy importante para la buena salud, sin embargo, también hay que saber que hay carbohidratos buenos y malos, especialmente cuando de adelgazar se trata. Los del grupo de elaborados de manera artificial como la pasta, las galletas, las rosquillas, el pan, las tortas, entre otros, no se deben consumir porque no solamente producen la sensación de llenura y pesadez estomacal, sino que también ocasionan la acumulación de grasas y representan un obstáculo para el proceso de digestión.  En todo caso, los que sí deben ser consumidos son los carbohidratos buenos, estos son las verduras y las frutas fresas, la avena, el camote, el arroz integral y las legumbres, todos estos en porciones pequeñas, preferiblemente.

Esto quiere decir que una dieta saludable será la que permite obtener los carbohidratos necesarios del consumo de frutas y verduras y no de los productos elaborados artificialmente. Por ejemplo, es mejor consumir el pan integral y los granos en vez del pan blanco, las tortas y las galletas. También es bueno saber que el exceso de carbohidratos puede ocasionar una elevación de la insulina en la sangre, lo que conlleva a un proceso del metabolismo mucho más lento. La razón que existe para explicar este fenómeno es que el organismo humano no necesita grandes cantidades de carbohidratos, luego no está en condiciones de procesarlos en esas cantidades. Por esta razón, el elevado contenido de azúcar que se origina de los carbohidratos, se convierte fácilmente en grasa que se acumula en el abdomen.

De lo que se trata, entonces, es de combinar efectivamente en las comidas, el consumo de carbohidratos, proteínas y verduras para poder reducir la grasa del abdomen correctamente. Las proteínas y los alimentos que las pueden proveer, deben ser muy variadas, y se debe reducir, todo lo posible, el consumo de carbohidratos, así como realizar consumo de verduras en la mayor parte de cada una de las comidas.

Por Erika Garcia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *