14 Refrigerios Para La Oficina Que No Engordan.

No se deje encantar por la máquina expendedora de nuevo. Aliste estos saludables bocadillos (cada uno de menos de 200 calorías) para mantenerse lleno y satisfecho durante todo el día de trabajo. Con esta lista de más de 10+ pasabocas que puedes comer a toda hora, podrás satisfacer tu hambre y no desmayarte durante el trabajo.

Bocadillos de oficina para no pasar hambre

Trabajar ocho o más horas al día puede hacer que sea difícil comer saludablemente a menos que planee con anticipación. Las investigaciones demuestran que comer cada cuatro horas ayuda a mantener su metabolismo cargado y su nivel de energía alto. Antes de esculcar en su cajón en busca de cambio suelto y dirigirse a la máquina expendedora, planifique con antelación y almacene alimentos bajos en calorías y nutritivos en un gabinete, cajón o su maletín. Cada uno de estos refrigerios tiene menos de 200 calorías y está garantizado que lo satisfarán cuando lo ataquen los antojos de las 3 de la tarde.

mujer adquiriendo bocadillos en el trabajo

Frutas para los antojos en el trabajo.

Tome una manzana, banano, pera, uvas u otra fruta portable cuando esté saliendo por la puerta cada mañana. Si usted toma una fruta diferente cada día (y cambia con las estaciones), obtendrá una buena variedad de nutrientes más fibra, y no se aburrirá con el mismo bocadillo de siempre. La porción promedio de fruta es de alrededor de 70 calorías por lo que combínela con una taza de leche sin grasa (alrededor de 90 calorías) para un aumento de proteínas, como también para un suplemento de calcio y vitamina D. Esta combinación de proteínas y fibras lo mantendrá lleno y evitará el comer desmedido.

Galletas de trigo integral y mantequilla de maní

Ahorre su bolsillo evitando las galletas de mantequilla de maní de la máquina expendedora y empacando su propio pasabocas nutritivo. Para una opción para reducir el hambre, pruebe 10 galletas de trigo multigrano y una cucharada de mantequilla de maní. Este bocadillo rico en nutrientes cuenta con tan sólo alrededor de 193 calorías y ofrece 2 gramos de fibra. La combinación de carbohidratos complejos y proteínas ayudan a mantener el nivel de azúcar en la sangre estable y a mantenerlo más lleno.

 

Frutos secos

Haga el intercambio y opte por frutos secos en lugar de frituras para una crujiente alternativa. Los frutos secos son ricos en grasas saludables para el corazón, pero son caloríficamente densos (alrededor de 170 calorías por onza) así que mida una onza (alrededor de 24 almendras) y apéguese a esa cantidad en vez de terminarse bolsa. Las propiedades de las almendras las hacen uno de los mejores frutos secos para adelgazar. Almacene bolsas previamente medidas de frutos secos en un cajón de oficina o en su bolso para picar cuando los dolores del hambre lo ataquen a las 3 p.m. Las almendras y otros frutos secos son una fuente naturalmente alta de vitamina E, calcio, magnesio y potasio y son ricos en proteínas y fibra.

Avena instantánea

Cuando tenga prisa en el trabajo y quiera algo cálido y reconfortante, caliente un paquete de avena natural instantánea (sólo 110 calorías) en el microondas para un darse un gusto rápido y satisfactorio. Elija avena natural y agregue sus propios sabores para controlar el contenido de calorías y de azúcar. Cubra con una mini caja de 42 calorías de uvas pasas para un sabor dulce y nutrientes adicionales o espolvoree con canela y nuez moscada. La canela y la miel poseen múltiples beneficios para los que padecen de diabetes, mientras que la avena ayuda a la salud del corazón. Duplique la ración como un desayuno rico en fibra o un aperitivo durante el día, la avena ayuda a reducir el colesterol y disminuye el riesgo de enfermedades del corazón.

Palomitas de maíz con parmesano

Tome un paquete regular de palomitas y llévelas al siguiente nivel cubriéndolas con 2 cucharadas de queso parmesano rallado. El sabor a nuez de las palomitas de maíz se combina bien con el rico sabor del parmesano, lo que resulta en un rápido refrigerio de 150 calorías. Simplemente agrégueles a 3½ tazas de 94% de palomitas sin grasa el queso y su merienda está lista. Si no cuenta con un refrigerador en la oficina para guardar su parmesano, sírvase apenas las palomitas para solamente 100 calorías. Este salado bocadillo cuenta como una de sus tres porciones diarias de granos enteros y ayuda a aumentar su energía y estado de ánimo.

Mini pitas con hummus

Utilice mini pan pitas para rellenar con cremoso hummus. Ya sea que prepare su propio hummus o elija una marca favorita en la tienda de comestibles, el hummus está hecho de garbanzos, una gran fuente de fibra soluble. Esta fibra soluble en el hummus ayuda a reducir el colesterol y a prevenir las enfermedades del corazón. Combine una porción de hummus, 2 cucharadas, con 3 mini pitas redondas para un bocadillo de 150 calorías. Si desea un estímulo de proteínas, rellene las mini pitas con una onza de jamón o pavo de bajo contenido de sodio. El combo de fibra y proteína le proporciona a la merienda un cierto poder de permanencia para mantenerle la sensación de llenura por más tiempo.

Vegetales con aderezo ranchero

Supere los bocadillos altos en grasa y sodio que se exponen en la tienda y empaque un recipiente de verduras frescas como zanahorias, apio y tomates uva. Los vegetales crudos lo llenan debido a su alto contenido de agua y fibra. Si usted tiene dificultades para comer verduras así no más, intente sumergirlas en 2 cucharadas de aderezo ranchero bajo en grasa (80 calorías), hummus (70 calorías), o salsa (10 calorías).

Barras de pasabocas

Si usted está teniendo un ataque de dulce y está buscando una “barra” saludable que no esté cargada con azúcar, opte por una que sea totalmente natural. Busque marcas que sean buenas fuentes de fibra, no contengan azúcar añadido, y estén hechas de ingredientes enteros, naturales como los dátiles, las almendras, los anacardos y los arándanos. Estas barras son ricas en fibra, bajas en sodio, cargadas con vitaminas y minerales, y tienen alrededor de 200 calorías por porción. Empaque estas cómodas barras en un bolso o bolsillo para una merienda instantánea y dulce.

Waffle de frambuesa y queso ricota

Usted puede poner un waffle en el tostador y tenerlo listo para cuando haya terminado de revisar su correo electrónico diario. Complete con una cucharada de queso ricota semidescremado y mermelada de frambuesa, y tiene fruta, proteína y cereales integrales todo en un perfecto aperitivo para el escritorio.

Galleta integral con crema de avellana y fresas

Usted no tiene que limitar sus antojos de chocolate y fresa para la hora del postre o fondue. Satisfaga su paladar en porciones pequeñas con una galleta integral con crema de chocolate-avellana cubierta con fresas frescas.

Salsa de guacamole y frituras de pita

Combine salsa y un aguacate fresco juntos para preparar un guacamole rápido y fácil, o agregue 1 cucharada de salsa a 1½ guacamole preparado para darle un toque adicional de sabor. Si está corto de tiempo y necesita una alternativa rápida y saludable, esta es su opción para un aderezo fiestero. Perfecto para el goloso indeciso, este platillo se combina con los dos mejores aderezos para pasabocas, salsa y guacamole, para un platillo que simplemente no puede rechazar en un día recreacional.

Bocados de pepino y queso feta

Los pepinos son una maravillosa alternativa a las galletas durante la hora de la merienda. Cúbralos con un poco de queso crema, yogur griego sin grasa, queso feta y nueces para un crujiente bocado cargado de proteínas. Listo, portable, y fácil, éstos son excelentes aperitivos para fiestas que los invitados adorarán disfrutar. El intenso queso feta se roba el espectáculo y resalta la base vegetal.

Huevo con un toque adicional

Prepare una tanda de huevos duros el domingo para tener a mano durante toda la semana. Cortar el huevo a la mitad y espolvoréele ½ cucharadita de Sriracha para un picante bocadillo de 80 calorías.

Por Erika Garcia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *