5 remedios caseros para adelgazar fácil.

La regla de oro para perder peso es la de consumir menos calorías para quemar más calorías. No obstante, también es sabido que los programas de dietas y soluciones rápidas para bajar estómago son lo más parecido a las ilusiones que generan las promesas de los políticos en campaña. Las ideas sencillas suelen ser las más efectivas en cuanto a resultados, por eso, estas sugerencias de remedios caseros para adelgazar de manera fácil, realizadas con disciplina, todos los días, pueden ser de mucha ayuda, si a esto se le suma un compromiso real de cuidados en la comida, consumiendo menos grasas y más verduras, más una buena ejercitación física. Esta combinación de trabajos y de esfuerzos, moverán definitivamente, a su favor, la aguja de la báscula ubicándola del lado que usted quiere, el de perder correctamente el peso deseado.

 

1.       Reducir el tamaño de los platos, es un buen remedio casero para bajar panza

No es un concepto científico ni mucho menos, es simple lógica, si se pone menos cantidad de comida en el plato, pues necesariamente se comerán menos alimentos. El efecto contrario también resulta obvio, si hay más comida al frente suyo, pues necesariamente se comerá mucho más. Y en esto no tiene nada que ver el hambre que se tenga. Entonces, es mejor deshacerse de esos platos grandes, los de 10 y 14 pulgadas, que si no están llenos de comida se ven incluso vacíos, y empezar a servir los platillos principales en los platos de ensalada, que por grandes que sean no superan las 9.7 pulgadas de anchos.

Esto mismo ocurre con el consumo de líquidos, como remedios caseros para bajar de peso, procure cambiar los vasos grandes de 16 onzas, por ejemplo, o las inmensas tazas que utiliza para el café, por los vasos antiguos de 8 onzas y aquellas tazas que no superan las 6 onzas para servir adecuadamente el café que vaya a ingerir.

2.       ¿En vez de comer golosinas azucaradas, se pueden ingerir almendras para adelgazar?

Aquí los estudios están a la orden del día. Uno de ellos comprobó, en personas con problemas de obesidad, que incluyeron en su plan de dieta para perder peso, el consumo de almendras y una moderada ingesta de grasa, una pérdida de peso más significativa que la que alcanzaron otras tantas personas que en sus programas no estaban incluidas las nueces. Una realidad comprobada es que como remedio casero para adelgazar, cualquier clase de almendras o nueces funcionan efectivamente.

3.       La cena debe servirse al estilo de los restaurantes lujosos

No solamente en cuanto a la cantidad, los restaurantes de lujo sirven porciones reducidas, sino que salen en el plato, de la cocina directamente a la mesa. Lo contrario es lo que suele suceder en la cocina familiar, donde la comida se sirve primero en un recipiente grande y se lleva a la mesa para que cada uno sirva la porción que se va a comer. Esto implica que puede continuar sirviéndose una vez haya terminado. Pero si sirve como lo hace un restaurante, pues esta opción de repetir y continuar comiendo, ya no será posible. Esta sugerencia es excelente como remedio casero para bajar de peso.

4.       ¿Comer cinco o seis comidas pequeñas y no tres comidas grandes al día, ayuda a perder peso?

En los Estados Unidos se practicó un estudio que determinó que los hombres que tomaron su desayuno en comidas diferentes en intervalos de casi cinco horas, lograron reducir hasta en un 30 por ciento menos el consumo de calorías durante el almuerzo del día, en comparación con los días de desayuno normal. Pero no es todo lo que han revelado los estudios, también se estableció que el consumo de calorías, también a intervalos, hace que el cuerpo libere menos insulina, con lo que se ayuda a reducir el hambre y a mantener equilibrado el nivel de azúcar de la sangre.

5.       Es mejor elegir el café ordinario para bajar la barriga

Las modernas tiendas de café que venden este producto, preparan una variedad de recetas que, en últimas, tienen contenidos importantes de calorías, gracias a la leche entera, los jarabes azucarados, la crema batida y el azúcar, sustancias que no funcionan como remedio casero para perder peso. En cambio, consumir una taza de café normal, combinada con leche descremada, contiene solamente una pequeña porción de esas calorías. Si este café ordinario, se prepara con granos de buena calidad, el sabor es verdaderamente delicioso.

 

Por Diana Garcia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *