Esta lista de 3 remedios naturales para rebajar la panza que vamos a entregar, quizás no sean muy convincentes a primera hojeada, porque lo habitual no es verlos, precisamente, como alimentos que ayuden a perder peso o a quemar grasa. Sin embargo sí son bastante útiles y lo mejor es que se pueden hallar con facilidad en casa.

1.     Legumbres y leguminosas ayudan a rebajar abdomen

Las cualidades de las leguminosas son variadas, contienen bastante fibra, son ricas en proteínas y su contenido de calorías es realmente bajo, esto es muy útil para perder peso y también pata tonificar. Su implementación puede ser, por ejemplo, en un plato de frijoles, como unos burritos, para remplazar por un día de la semana el consumo de carne. Con este cambio se logrará reducir una buena cantidad de grasas saturadas y, mejor aún, serán sustituidas con mucha fibra, especial como remedio doméstico para reducir el estómago.

Para tener en cuenta: Es mejor elegir fríjoles pintos o del tipo negros lisos para el consumo, en vez de los frijoles refritos que tienen un contenido muy elevado de grasas saturadas.

2.     ¿Se puede usar la mantequilla de maní para bajar el estómago?

Por increíble que parezca, así es. Resulta que la mantequilla de maní, esa misma que fascina a los niños, puede ser perfectamente utilizada como remedio doméstico para ayudar a perder estómago. Gracias a su contenido de Niacina, este alimento logra que el sistema digestivo permanezca en actividad y con esto evitar la presencia de la barriga. La única recomendación es tener en cuenta el tamaño de las porciones que se consuman, ya que la mantequilla de maní es rica en grasa, lo mejor es ingerir solamente dos cucharadas durante el día.

Hay que tener presente buscar una mantequilla de maní que sea natural y que no tenga contenido de azúcar.

3.     Huevos que ayudan a bajar la barriga

Los huevos son alimentos que contienen vitamina B12, indispensable para que el cuerpo logre metabolizar la grasa que consume. De ahí su importancia como remedio casero para reducir estómago. Estudios realizados por especialistas de la Universidad Estatal de Louisiana, demostraron que comer huevos durante el desayuno todos los días, ayuda a perder más peso que el que se pierde comiendo panecillos. Claro que lo aconsejable aquí es consultar primero con un médico para descartar dificultades por el colesterol alto.