7 Efectos Secundarios Del Repollo Al Comerlo.

El repollo es un vegetal de hoja verde que está relacionado estrechamente con otros cultivos de col como la coliflor, el brócoli, las coles de Bruselas, etc. Está disponible en muchas variantes de colores como repollo rojo, repollo blanco, repollo púrpura o morado, repollo verde, etc., pero la más popular y ampliamente disponible variante es el repollo verde.

Se consume principalmente como un vegetal y como ensalada, y también hay algunos otros beneficios para la salud y la belleza del repollo col debido a la cantidad de nutrientes presentes en este, pero también hay algunos efectos secundarios de comer demasiado repollo y por esta razón, es recomendable comer repollo en cantidades moderadas. En este artículo, vamos a obtener un conocimiento detallado sobre los efectos secundarios de comer demasiado repollo.

repollo verde y morado_resize

Efectos secundarios de comer demasiados coles y repollos

(1) Aumenta el riesgo de diarrea

El repollo es una gran fuente de fibras dietéticas. De hecho, una sola taza de repollo verde contiene alrededor de 5.7 gramos de fibras. Estas fibras son muy beneficiosas para mantener nuestro estómago saludable, ya que ayudan a la excreción suave de los residuos fuera del cuerpo y al mismo tiempo, también ayudan a controlar el peso, haciendo que nuestro estómago se sienta más lleno durante mucho tiempo.

 

Sin embargo, las fibras presentes en el repollo son de tipo insoluble y tener demasiado de estas fibras podría ser muy malo para nuestra salud, ya que pueden contribuir a los síntomas de la diarrea o bloquear los intestinos y por lo tanto hacer que la absorción de nutrientes sea difícil. Debido a los desencadenantes síntomas de diarrea del repollo, se les aconseja a los pacientes sometidos a tratamiento contra el cáncer evitar el repollo en sus dietas, ya que puede empeorar la condición de la diarrea causada por la quimioterapia.

 

(2) Puede causar flatulencias

El repollo es rico en fibras dietéticas que lo hacen muy beneficioso para nuestro sistema digestivo, ya que estas fibras ayudan al tránsito suave de los residuos del cuerpo y también ayuda a controlar de peso haciendo que nuestra barriga se sienta más llena más rápido y por más tiempo. Sin embargo, comer demasiado repollo puede tener un efecto muy malo en nuestro estómago y puede dar lugar a problemas como las flatulencias. Esto es debido a la presencia del azúcar indigestible, rafinosa en este.

 

La rafinosa es un carbohidrato complejo que pasa a través de nuestros intestinos sin la digestión adecuada y provoca flatulencias, y otros síntomas asociados con la flatulencia como eructos, malestar abdominal, hinchazón, etc.

 

(3) Puede interferir con ciertos medicamentos

La vitamina K es una vitamina esencial que desempeña un papel muy importante en el proceso de coagulación de la sangre. La presencia de vitamina K es una ventaja del repollo, pero la misma vitamina K también hace que el repollo sea inadecuado para las personas que están tomando anticoagulantes (sustancias que previenen la coagulación de la sangre).

 

El repollo es una excelente fuente de vitamina K. Una taza de repollo verde contiene alrededor de 53 microgramos de vitamina K y la misma taza de repollo rojo contiene alrededor de 34 microgramos de vitamina K.

 

Consumir dos tazas de repollo verde puede ayudar a nuestro cuerpo a obtener suficiente vitamina K sin causar efectos secundarios. La dosis diaria recomendada de vitamina K es de 121 microgramos para los hombres y ochenta microgramos para las mujeres. Sólo con el consumo de estas dos tazas de repollo verde se puede obtener alrededor de 104 microgramos de vitamina K.

 

 

(4) Puede causar hipotiroidismo

Si usted está sufriendo de deficiencia de yodo, entonces debe tener mucho cuidado con el consumo de repollo y nunca debe comerlo en exceso. Consumir repollo en exceso (como mil a 1500 gramos por día), mientras se sufre de una deficiencia de hierro puede resultar en una deficiencia de la hormona tiroidea y podría causar hipotiroidismo.

 

Además de esto, los glucosinolatos (compuesto que contiene azufre y nitrógeno) pueden interferir con la producción de la hormona tiroidea. La glándula tiroides necesita yodo para el funcionamiento adecuado de nuestro cuerpo, y la deficiencia de hierro puede empeorar el estado de esta deficiencia de yodo dando lugar al hipotiroidismo.

 

Un hecho importante sobre el repollo es que el consumo excesivo de repollo provoca hipotiroidismo sólo en personas con deficiencia de yodo y no en individuos ajenos a la deficiencia de yodo.

 

(5) Puede causar hipoglucemia

El repollo es muy beneficioso para las personas que sufren de diabetes, ya que ayuda a controlar el nivel alto de azúcar en la sangre debido a su bajo índice glucémico. Este es un beneficio del repollo, pero este mismo beneficio puede convertirse en un efecto secundario si el repollo es consumido en exceso. El consumo de repollo en una cantidad muy alta puede reducir nuestro nivel de azúcar en la sangre a un nivel tan bajo que podría provocar hipoglucemia.

 

(6) Uso de repollo durante el embarazo y la lactancia

El repollo es un alimento seguro, siempre y cuando se consuma con moderación. Las mujeres embarazadas deben ser muy precavidas sobre todo lo que comen y beben, y en lo que respecta al repollo no hay suficiente información sobre la seguridad de consumir repollo. Así que, será mejor optar por lo seguir y seguir las recomendaciones del médico.

 

Aplicar repollo en la piel por un corto tiempo es seguro para la madre lactante. De hecho, masajear los pechos con hojas de repollo varias veces al día durante un día o dos, puede aliviar la hinchazón y el dolor causado por la lactancia. Sin embargo, la madre lactante debe tener cuidado con el consumo de repollo, incluso en cantidades normales, ya que existen algunas pruebas de que incluso un consumo infrecuente (como una vez por semana) de repollo por las madres lactantes pueden desarrollar cólicos en los bebés.

 

 

(7) Puede interferir con el control de azúcar en la sangre durante las cirugías

Si tiene una cirugía programada, entonces será mejor dejar de comer repollo, por lo menos, dos semanas antes de la cirugía. Esto es debido a que la col puede afectar los niveles de azúcar en la sangre en nuestro cuerpo y esto podría interferir con el control de azúcar en la sangre antes y después del proceso quirúrgico.

Por Erika Garcia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *