¿Cuáles son los síntomas de la celulitis?

Requesón, piel de naranja, hoyuelos. Éstos son sólo algunos de los nombres con que se describe la apariencia de la celulitis. Aunque es más común en las mujeres, la celulitis no es desconocida entre los hombres. Así que sin importar genero ni edad, continúe la lectura para averiguar lo que es la celulitis y sus síntomas principales.

¿Qué es la celulitis?

Para entender lo que es la celulitis hay que poseer un conocimiento básico de lo que hay bajo la piel. La grasa subcutánea se esconde bajo la piel, pero esta “grasa” no es del todo mala. De hecho, la grasa sirve como absorbente de golpes, protegiendo a la piel contra traumas y almacenando energía en caso de que se necesite.

La celulitis ocurre cuando esas células grasas subcutáneas son empujadas hacia la superficie de la piel. El tejido conector –conocido como septo– se aprieta en la superficie de la piel causando que las células grasas formen pequeños hoyuelos irregulares que hacen ver la piel protuberante.

Celulitis: hombres vs. mujeres

La composición de los septos es lo que causa que sea más frecuente ver celulitis en las mujeres que en los hombres. Los septos masculinos son diferentes a los femeninos, por eso incluso es rara la celulitis en los hombres con sobrepeso.

 

Síntomas de la celulitis

La celulitis por lo común aparece en muslos, caderas, trasero y área abdominal pero ¿cómo se sabe que se tiene riesgo de desarrollar celulitis? A continuación se describen los síntomas.

El síntoma más común es la forma como se presenta físicamente. La celulitis es identificable por los hoyuelos como de goma o requesón que se forman en las áreas afectadas. Una alimentación desbalanceada, alta en grasas, es una de las principales causas de la celulitis, y aunque no se le considera un problema médico, es antiestética y puede producir vergüenza.

Otro síntoma físico de la celulitis es la sensibilidad de la piel. En algunos casos, incluso antes de que aparezcan los hoyuelos, la piel próxima a verse afectada presenta gran sensibilidad.

La frialdad en la piel es otro de los síntomas y se debe a la carencia de circulación sanguínea en el área afectada. Esta falta de circulación puede al mismo retrasar la curación y cicatrización normal de heridas o golpes, lo cual es otro indicador de que la celulitis está próxima a salir a la superficie de la piel.

Evitar la celulitis

A diferencia de lo que mucha gente cree, el sobrepeso no es el único caso en que se corre riesgo de desarrollar la celulitis. Las mujeres son mucho más susceptibles a la celulitis porque tienen menos colágeno que los hombres, lo que hace la celulitis en ellas más visible y más molesta. En general las mujeres tienen más grasa corporal (por porcentaje) que los hombres, especialmente en esas zonas problemáticas que por ello mismo son conocidas. Por esta razón hasta las mujeres jóvenes y delgadas pueden tener celulitis.

 

El riesgo de desarrollar celulitis puede minimizarse de la siguiente forma:

  • Ejercitarse regularmente. Aunque se ha dicho que no por ser obesa una persona va tener celulitis necesariamente, ésta es una forma de grasa, por lo que las personas obesas son más susceptibles. El ejercicio regular ayuda a perder la grasa y a mejorar la circulación, dos problemas que causan la celulitis.
  • Combatir el estrés. Se puede alejar el estrés mediante el ejercicio, la meditación o cualquier otra actividad que despeje la mente. El estrés causa adrenalina, lo que puede llevar a almacenar grasa extra.
  • Dejar de fumar. Además de otro millón de razones por las que hay que dejar el hábito, fumar daña los vasos sanguíneos, lo que restringe la circulación.
  • Perder peso del modo correcto. No se trata sólo de que perder peso reduzca el porcentaje de grasa corporal y por tanto reduzca el riesgo de celulitis: también hay que hacerlo de la forma correcta. Las malas dietas pueden causar que la grasa se acumule y se expanda dejándole sólo una alternativa: subir a la superficie de la piel.

Recuerde que todos estos factores afectan de forma diferente a cada persona. No obstante, una alimentación balanceada y una actividad física regular reducirán el riesgo de desarrollar celulitis.

 



Por Diana Garcia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *