4 Tips Para Lograr Abdominales Bien Definidos

¿Cansada de luchar con su peso? Una alimentación saludable, entrenamientos cardiovasculares regulares y entrenamiento de fuerza pueden arreglar eso. Pero ¿qué pasa con su estómago? El punto más preocupante de “abordar” para lograr que esté sexi y fuerte es su región abdominal, especialmente para las madres trabajadoras que han dado a luz una o dos veces.

Ninguna otra parte alrededor del cuerpo es más importante cuando se trata de perder grasa, puesto que la grasa visceral (la grasa alrededor del estómago) puede poner los órganos en un caótico lío de disfunción. Si anhela el aspecto estilizado y sexi que viene con un estómago plano, ¡los siguientes consejos pueden ayudarle a alcanzar las mejores abdominales que pudiera tener en su vida!

Como tener abdominales sexis y no perderlos

Consejo #1: Tome el control de lo que entra en su boca

Vamos a definir el escenario aquí: su cuerpo mantiene un diario preciso de lo que entra en su boca. Quiero desafiarla con algo que le ayudará a perder grasa y peso rápidamente y a largo plazo.

Si va en serio sobre la pérdida de peso, es necesario sacar de taquito la chatarra: todo lo cargado de grasa, azúcar y sal.

mujer morena haciendo abdominales_resize

¡Lea también las etiquetas! ¡Los llamados “alimentos dietéticos” contienen más químicos de lo que su cuerpo puede manejar! La falta de comida real pone su cuerpo en un estado de confusión, preguntándose qué hacer con todos estos químicos y en su lugar los almacena como grasa, ya que no sabe cómo utilizarlos eficazmente como energía.

 

Si no está seguro de la comida, pregúntese lo siguiente: ¿Podía su abuela conseguir este alimento cuando era pequeña? Si no podía, es una buena indicación de que este alimento es un producto de químicos hechos por el hombre. Además, trate a su cuerpo como un coche, dándole buen combustible como frutas, verduras, granos enteros y proteína magra. Coma cada 3 o 4 horas y evite comer en momentos de estrés, agotamiento o momentos emocionales extremos. Su cuerpo se lo agradecerá. ¡Tome el control de lo que entra en su boca!

 

Consejo #2: Dele duro a la grasa 3-4 veces por semana

Un estudio en particular confirmó que el entrenamiento de alta intensidad por intervalos mejora más rápido el crecimiento muscular y la pérdida de grasa cuando se hace por períodos más cortos (10 carreras de un minuto con un periodo de un minuto a paso más lento, 3 veces por semana) que largos entrenamientos moderados regulares (1 hora, 3 veces por semana). Por otra parte existen diversos videos de ejercicios para el abdomen muy bien explicados paso a paso. Este tipo de entrenamiento también es una excelente manera de ahorrar tiempo y aumentar el metabolismo – ¡dos pájaros de un tiro!

Consejo #3: Vuélvase la mejor amiga de su estante de especias

Las especias son conocidas por aumentar el metabolismo y quemar grasa. Deshágase de las “salsas picantes” de la alhacena, ya que sólo están llenas de sodio, y opte por el picante y las especias reales. Estos potenciadores del metabolismo incluyen los jalapeños frescos, los chilis habaneros, los chilis serranos, la pimienta de cayena, la pimienta negra, el jengibre, la canela y el comino. Muchos de estos también ayudan en la regulación del azúcar en la sangre y la digestión – todas las funciones que están a su favor para perder grasa.

 

Consejo #4: Tenga cuidado con los seis destructores de paquete

No importa a cuántas clases de acondicionamiento físico vaya, cuántas calorías controla, cuántas abdominales hace, siempre estarán esos “destructores” por ahí de los que puede ser o no consciente de que arruinarán todo el trabajo duro que ha puesto para conseguir esa sexi chocolatina.

Carbohidratos/Azúcar refinados

Estoy seguro de que sabe sobre éste. Si elimina toda la nutrición de un alimento, habrá una falta de esos grandes bloques de construcción que va a necesitar para un abdomen que atrae miradas. Seamos realistas aquí. Todos amamos más por menos. Si le dijera que estaba recibiendo muy poca calidad y nutrición por lo mucho que gasta, ¿no querría lo de calidad? Hágale un favor a su cuerpo. Lea las etiquetas. Ejemplo: ¿Ha notado la harina blanqueada enriquecida en sus alimentos (si se pueden llamar así) como donas, galletas saladas, pasteles, galletas dulces, panes? ¿Por qué habría de alimentar mi cuerpo con pan blanqueado enriquecido cuando podría obtener una sustanciosa hogaza de pan de granos integrales que me llena y me proporciona más energía? En relación con los abdominales, estos carbohidratos blancos refinados procesados ​​causan picos de insulina y azúcar en la sangre, lo que equivale a un fácil almacenamiento de grasa. ¡Deshágase de ellos!

Cómo tener éxito: Haga cambios sin dolor – opte por granos integrales, y asegúrese de que la etiqueta indique “grano integral”. Usted todavía puede disfrutar de su muffin Inglés o su tostada en la mañana, simplemente se trata de un cambio por una opción más inteligente.

Las gaseosas

¡Uno de los peores agresores del abdomen de chocolatina! Las gaseosas no sólo están llenas de azúcar (o endulzantes artificiales), sino que la carbonación hará que su cuerpo se hinche. Los estudios incluso muestran que las personas que beben gaseosas (de dieta o regular) son más gordas. ¡Su riesgo de obesidad aumenta un cuarenta por ciento! La Universidad de Texas reveló que la gaseosa – más específicamente, la gaseosa dietética – causó una perjudicial respuesta hormonal. ¿El resultado? Antojos de carbohidratos refinados, dulces, y el aumento de la ingesta de calorías en general, como también el aumento en la producción de una hormona de almacenamiento de grasa.

Cómo tener éxito: Escriba la razón por la cual consume gaseosa. Recuerde, estamos cambiando los hábitos por un estilo de vida más saludable y NO una solución rápida. Existen muchas alternativas más saludables las cuales a su cuerpo le gustarán más – y usted notará la diferencia, se lo prometo. Pruebe el té con una alternativa dulce como la stevia, té helado con limón (sin azúcar añadido), incluso agua helada con rodajas de fruta. Hay tantas estupendas opciones por ahí, le diré que es más divertido descubrir nuevos tés que correr a la tienda para conseguir gaseosas.

Grasas trans

Estamos hablando de alimentos procesados ​​aquí. ALÉJESE DE cualquier cosa que esté clasificada como “aceite hidrogenado” o “aceite parcialmente hidrogenado”. Estos son tóxicos no sólo a sus sueños de tener unos abdominales increíbles, sino también para su salud. Algunos ejemplos de grasas trans son las galletas saladas, los productos de panadería, la margarina, incluso alimentos congelados como la pizza.

Cómo tener éxito: Si desea comer una galleta, prepárela desde cero con mantequilla de verdad y disfrute de esta de vez en cuando. NO la compre en la tienda por conveniencia. ¡Estoy furioso de que estos desagradables aceites estén en el mercado! Tire cualquier cosa en su despensa o nevera que contenga esta porquería. No debe haber excusas. El éxito se puede obtener a través de esta solo medida, se lo aseguro.

 

Jarabe de maíz de alta fructuosa

Continuando con todo el “ataque al azúcar” que hice antes, el jarabe de maíz de alta fructosa está ahí arriba junto con las grasas trans. ¿Por qué el jarabe de maíz de alta fructuosa es tan importante? Hay fructosa en las manzanas, ¿no cierto? La fructosa es un azúcar, pero en su forma natural, como en una manzana – que incluye fibra, antioxidantes y otros nutrientes necesarios – es ideal para el cuerpo humano para usarlo como energía. Cuando se altera la química, se llega al punto que el cuerpo ya no reconoce que el estómago está lleno, los niveles de azúcar en la sangre y de insulina se elevan, y se pierde energía rápidamente (bajón de azúcar) y de nuevo, se promoverá el almacenamiento de grasa en la sección media, los muslos, la cola… fórmese la idea. El jarabe de maíz de alta fructosa posee efectos secundarios no deseados en la salud. La fructosa en grandes cantidades desordena el apetito, por lo tanto, haciendo que no reconozcamos la señal de “lleno” que necesitamos saber cuándo hemos consumido lo suficiente. ¡No es una fuente valiosa e inteligente de energía.

 

Cómo tener éxito: Lean las etiquetas. Los productos como la salsa de tomate, los aderezos para ensaladas, las bebidas de frutas, las gaseosas, todos estos suelen tener jarabe de maíz de alta fructuosa. Una saludable y sexi chocolatina no prosperará con experimentos de química. Baje esa cantidad de azúcar – el jarabe de maíz de alta fructuosa y el azúcar de mesa – y verá grandes resultados.

 

Alimentos fritos (¡especialmente las papas fritas!)

Sabía que estaba llegando a esto, ¿no cierto? Rápido resumen aquí – los alimentos fritos están literalmente empapados en aceite, también conocido como grasa, para hacerlos crujientes. Mientras que las grasas mono-saturadas son realmente más saludables para usted que las grasas trans o las grasas saturadas, todavía son grasas y deben consumirse con precaución. Las calorías son el problema aquí.

 

Demasiadas calorías en el cuerpo significa grasa en su cuerpo, así que ponga atención. Las papas fritas son en especial un carbohidrato amiláceo y cuando se agregan en todo ese desagradable aceite, la sensación grasosa que queda después de comerlas no es regusto falso. Una vez más, estamos elevando nuestra azúcar e insulina en la sangre, dejándoselo fácil al cuerpo para almacenar esas calorías como grasa.

 

Cómo tener éxito: ¿No puede vivir sin el sabor de los alimentos fritos? ¡Hornéelos o áselos ellos! Una de las comidas favoritas de mi hijo es los deditos de pollo, así que tomo las pechugas de pollo, las sumerjo en huevo y luego las paso por migas de pan de grano integral. ¡Las cocino en el horno a 350 grados durante 20-25 minutos y voila! Existen alternativas. ¡Siéntase libre de buscar recetas en Internet!

 

Sal

El bufete chino, los pretzels, las comidas congeladas, las salsas picantes y los alimentos de estantería procesados, ¿qué tienen todos en común? ¡Sodio! SIEMPRE, SIEMPRE verifique el sodio antes de pensar que cierto alimento es una “opción inteligente”. Una gran cantidad de sodio en su dieta no sólo causa hinchazón, sino que eleva la presión arterial, aumenta el riesgo de osteoporosis, insuficiencia cardíaca, cálculos renales, desequilibrios hormonales y deshidratación. Los estadounidenses en especial consumen mucho sodio.

Cómo tener éxito: procure consumir menos de 2000 miligramos de sodio al día. Una vez más, lea las etiquetas. Existen muchas opciones disponibles para reducir el sodio, o prueba su suerte con las especias – ¡la mejor manera de sazonar los alimentos! Mis favoritas incluyen el comino, la pimienta, la pimienta negra, el ajo en polvo y hierbas como el orégano, la albahaca, el tomillo y el romero.

Por Erika Garcia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *