5 Tips Para Bajar De Peso Sin Ejercicio

Está tratando de perder peso, ¿pero no tiene tiempo para el gimnasio o el acceso a costosos equipos? ¿Necesita bajar de peso para esa boda, su reunión de curso o fiesta vacacional en la piscina? Los siguientes son algunos consejos prácticos y eficaces que pueden ayudarle a perder esos kilitos rápidamente sin una gota de sudor. Tendrá que disminuir activamente su ingesta calórica y modificar su dieta, pero es posible que usted pierda peso con éxito de forma segura y eficaz haciendo algunos cambios en su dieta y estilo de vida sin hacer ejercicio.

 

1. Comience por establecer objetivos realistas

¿Necesita perder 10 kilos, tal vez 15? ¿O 25? ¿Más? Perder 10 o más libras es factible, pero que tal si se fija un objetivo a corto plazo como 3 kilos en 30 días. 3 kilos en 30 días es una meta realista, mesurable y alcanzable. ¿No es suficiente? ¿Perder tres kilos cada mes durante los próximos 3 meses (15 kilos en total) cambiaría su cuerpo y su salud para mejor? Por supuesto. Evite las peligrosas dietas radicales que ponen su salud en riesgo y por lo general fracasan, en su lugar, siga estos cambios saludables de dieta y estilo de vida que le ayudarán a alcanzar con éxito sus nuevas metas alcanzables de pérdida de peso.

 

2. Beba más agua

Una opción aún más saludable sería beber sólo agua, un poco de té verde o la ocasional taza de café. Todas esas colas, gaseosas, jugos y frappucinos embotellados (o en cajas) están cargados con jarabes y azúcares y calorías que lo engordan, o lo mantienen gordo, así que beba más agua en su lugar.

 

Comience el día con una taza de agua caliente con limón para despertar sus riñones y el hígado y poner ese elimina grasa y purificador del cuerpo en movimiento.

 

Añada té verde durante el día para mantener la acción elimina grasa estimulada y la ocasional taza de café negro para acelerar su metabolismo y quemar más calorías.

 

Usted debe llevar una botella de agua con usted en todo momento y beber de esta durante todo el día. Asegúrese de tomar agua antes de las comidas y se sentirá menos hambriento y tomará menos calorías.

 

3. Omita el cereal y coma más proteínas en el desayuno

En vez de las hojuelas azucaradas, consuma uno o dos huevos (busque “muffins de huevo” para recetas) con algunas verduras y una pequeña cantidad de queso o una taza de yogur griego.

 

Comer proteína en el desayuno puede acelerar su pérdida de peso y grasa, ya que le ayudará a sentirse más lleno y las proteínas requieren que su cuerpo queme hasta un 25 por ciento más calorías para digerirlas. Las proteínas completas también incluyen los aminoácidos esenciales que soportan la función de las hormonas y los neurotransmisores de su cuerpo.

 

Asegúrese de elegir las proteínas magras si usted es un carnívoro, el tocino y la salchicha de cerdo no son opciones saludables, pruebe salchicha de pavo en su lugar, y lo siento, sin galletas y ni salsa.

 

4. Evite los panes, las rosquillas, la pasta y papas fritas

Hablando de evitar ciertos alimentos (como las galletas), evite estas bombas de calorías de harina blanca procesada que están saboteando su duro trabajo y esfuerzos para bajar de peso. Los panes, las rosquillas, las pastas, las galletas saladas, las tortillas de la harina y las papas fritas son insalubres y absurdos agentes engordadores, una rosquilla por ejemplo, contiene el mismo número de calorías que cinco (5) rebanadas de pan. Todas estas son fuentes de calorías seriamente condensadas que causan grandes picos en los niveles de azúcar en la sangre y la insulina. Incluso si pudiera reemplazar la harina blanca procesada con el más trigo integral, los ingredientes restantes serían jarabe de maíz de alta fructosa y aceites hidrogenados (grasas trans).

 

5. Reduzca el azúcar

Ya sabes que esas donas, caramelos y galletas no son más que calorías vacías, MUCHAS calorías vacías, pero el azúcar que contienen también manipula sus niveles de insulina. Un nivel constantemente alto de glucosa en la sangre (azúcar en la sangre) provoca altos niveles de insulina y eventualmente desarrolla una tolerancia a la insulina que a menudo conduce a la diabetes tipo 2.

 

Por su pérdida de peso a corto plazo, disminuya su nivel de azúcar y reducirá el nivel de insulina y los niveles más bajos de insulina promueven la quema de grasa y la pérdida de peso. Menos azúcar equivale a menos calorías y menos grasa.

Por Erika Garcia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *