Vitamina D: mucho sol y huesos sanos

La vitamina D es del tipo liposoluble, esta clase de vitaminas se almacenan en el tejido graso del cuerpo. En los últimos tiempos esta vitamina se ha convertido en una verdadera estrella, por lo que en la actualidad se adelantan cerca de 800 estudios que demuestran la eficacia de ésta contra una enfermedad tan importante como el cáncer. Al respecto se confirma que una optimización de los niveles de vitamina D, pueden originar una reducción del riesgo de varios tipos de cáncer, al menos en un 50%.

Los mismos estudios han establecido que las personas mayores, y con elevados niveles de vitamina D, reducen las probabilidades de desarrollar enfermedades del corazón, o incluso la diabetes, hasta en un 43%. La vitamina D es producida por el cuerpo cuando la piel es expuesta directamente al sol. La gran mayoría de las personas encuentran satisfacción a sus necesidades de vitamina D de esta manera.

¿Por qué es importante la vitamina D?

Principalmente porque esta vitamina ayuda al organismo en la absorción del calcio. Como se sabe, el calcio y el fósforo son minerales indispensables para la formación normal de los huesos. Por ejemplo, en la etapa de la niñez, el cuerpo utiliza estos minerales para elaborar huesos. La ausencia de calcio en el cuerpo o su escasa absorción, ocasiona un desajuste en la producción de huesos y tejidos óseos. (Foto por: Lo Jipies)

La deficiencia de esta vitamina puede causar osteoporosis en los adultos y raquitismo en los niños. Otras de las funciones de la vitamina D son:

  • Ayuda al sistema óseo y dentario
  • Participa en el crecimiento y la maduración celular
  • Fortalece el sistema inmune y ayuda a prevenir infecciones
  • Mantiene los niveles de calcio, aumenta la liberación de fósforo desde los huesos
  • Esencial para la transmisión del impulso nervioso dando un funcionamiento saludable a nervios y músculos
  • Interviene para una adecuada secreción de insulina del páncreas
  • Tiene un efecto protector contra el cáncer
  • Aumenta la autodestrucción de las células mutadas, que pueden ocasionar el cáncer
  • Reduce la propagación y reproducción de células cancerígenas
  • Causa que las células cancerígenas se diferencien
  • Reduce el crecimiento de nuevos vasos sanguíneos a partir de los ya existentes que facilitan la transición de los tumores inactivos a cancerosos.

Dónde se encuentra la vitamina D

Muy pocos alimentos tienen contenido de vitamina D, en comparación con otras fuentes naturales de vitaminas, entonces tienen que ser enriquecidos con ésta, esto quiere decir que a los alimentos se les ha agregado la vitamina D. También existen suplementos alimenticios que la contienen. De esta manera, se puede encontrar la vitamina D en los siguientes:

Lácteos: Mantequilla, queso, leche enriquecida, crema de leche.

Pescado graso: Atún, caballa y salmón

Ostras

Cereales para el desayuno, margarina y leche de soya enriquecidos.

 

Por Manuel R.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *