4 Pro-Bióticos Naturales Para Adelgazar Sanamente.

Una nueva e innovadora investigación ha revelado la importancia del microbioma, una gran comunidad de bacterias que vive dentro de nosotros. Resulta que estas bacterias superan en número las células por un factor de 10 a uno.

Creas o no, somos más bacterias que humanos. El microbioma rige en nuestro intestino muchas de las funciones claves de nuestro cuerpo y es fundamental para nuestra salud. Un microbioma equilibrado regula el sistema inmunológico, el metabolismo, alimenta el tracto gastrointestinal, ayuda al estado de ánimo, la función cerebral, produce vitaminas y nutrientes fundamentales y nos ayuda a mantener un peso saludable. Así que, si quieres perder peso y sentirte mejor, es esencial equilibrar el microbioma en tu intestino. Una de las formas más efectivas de hacerlo es consumiendo alimentos fermentados.

Los alimentos fermentados son ricos en bacterias vivas, que reponen el microbioma, te ayudan a mantener la proporción correcta de bacterias amistosas para la salud óptima y la pérdida de peso. Los llamo alimentos fermentados a una parte de la nueva generación de los súper alimentos.

Estos súper alimentos ayudan a que nuestro cuerpo absorba los nutrientes y mantenga nuestro microbioma equilibrado. Un microbioma desequilibrado provoca angustia intestinal, por lo que incluso si tomamos todas las vitaminas, minerales y antioxidantes en el mundo, no nos va a mejorar nuestra salud.

Pro-Bióticos Naturales

Los pro-bióticos son pastillas, polvos o cápsulas que contienen miles de millones de bacterias vivas, que ayudan a reponer el microbioma. Los alimentos fermentados son un tipo de pro-biótico natural, debido a que contienen muchas bacterias vivas junto con otros nutrientes fundamentales. Cada cultura del mundo tiene sus propios alimentos fermentados, ya que es una fuerte evidencia de cuán importantes son para nuestra salud. La siguiente tabla ofrece una breve muestra de alimentos fermentados alrededor del mundo.

Usted puede encontrar alimentos fermentados en muchas formas: mezclas, condimentos, curry, guisos, encurtidos e incluso dulces. Pueden ser fritos, hervidos o incluso azucarados, y se pueden comer en platos principales, acompañamientos, ensaladas o postres.

Las bebidas fermentadas también toman muchas formas. Pueden ser alcohólicas, como la cerveza y el vino sin alcohol, como algunos tés, bebidas a base de vinagre o suero de leche.

El consumo universal de alimentos fermentados es la más fuerte manifestación posible de cuánto los seres humanos necesitamos este tipo de alimentos en nuestra dieta.

Lamentablemente, el crecimiento prevaleciente de la comida rápida en la cultura occidental y los alimentos envasados, es erradicar cultivos de la comida tradicional, y he llegado a creer que es una de las principales causas de la epidemia de obesidad en todo el mundo. Por fortuna, a medida que crece la conciencia de la salud, el interés en alimentos fermentados también ha crecido.

A continuación, estos son los alimentos fermentados sanos que son fácilmente disponibles en los Estados Unidos y pueden ser fácilmente incorporados en una dieta occidental:

  • Chucrut: es una versión de col fermentada que se come en Europa Oriental, Rusia, Austria y Alemania.
  • Kimchi: Es una versión coreana del repollo chino fermentado con zanahoria, cebolla, ajo y especias.
  • Kéfir: Es una bebida de leche fermentada en el Cáucaso del norte.
  • Yogur: Otro tipo de producto de leche fermentada que se come a lo largo de Asia central y occidental, India, Europa central y los Balcanes.

Se recomienda estos alimentos, para bajar de peso y para la mejora general de numerosos síntomas, incluyendo: depresión, ansiedad, enfermedad cerebral, problemas de la piel, problemas hormonales, debilidades inmunes, problemas digestivos y fatiga.

Un microbioma saludable puede transformar nuestro sistema endocrino, inmune, digestivo y nervioso. Al apoyar el microbioma, los alimentos fermentados ayudan a estos aspectos del cuerpo también.

Yogur

yogur con fresas_resizeEl yogur, así como el kéfir, tiene numerosos beneficios para la salud, pero solamente cuando se empaca sencillo, sin sabor, y sin la fruta, aunque no hay problema servirlo con fruta fresca.  Los beneficios del yogur son numerosos, como la pérdida de peso. Las clases de bacterias que se encuentran en el yogur mejoran la sensibilidad a la insulina y la inflamación. Esperamos que esto sea útil para que empieces a reparar el microbioma a través de diferentes opciones de alimentos.

Chucrut

El nombre “chucrut” literalmente significa la col agria. La col se conserva en vinagre por un proceso conocido como lacto-fermentación, en la que la glucosa y otros azúcares en la col se convierten en energía y ácido láctico.

Existen diferentes tipos de bacterias, incluyendo lactobacilos, leuconostoc y pediococcus, las cuales ayudan a la fermentación. Estas bacterias también son fundamentales para promover el equilibrio en el microbioma. Varias compañías hacen chucrut orgánico. Tanto el chucrut como los tomates, son pro-bióticos naturales (fuentes de bacterias vivas).  Los tomates son también un prebiótico (fuentes naturales de la fibra dietética en la que bacterias amistosas se alimentan).

El tomate está lleno de un prebiótico conocido como arabinogalactanos, que son extremadamente nutritivos para ayudar a la bacteria y así favorecer el equilibrio microbiano. Los tomates también son ricos en licopeno, un antioxidante excelente y en vitamina C, otro antioxidante.

Tienen un montón de vitamina A, que ayuda a curar el intestino. También ofrecen excelentes beneficios cardio protectores a través de la reducción de colesterol y triglicéridos que reducen la viscosidad de plaquetas. También son buenos para la salud de los huesos.

Kimchi

Los coreanos encuentran el kimchi tan delicioso que lo comen casi en cada comida. Los estadounidenses podríamos estar mucho peor al imitar su ejemplo, pero el kimchi es uno de los alimentos pro-bióticos más saludables que existe, y se ha comprobado que ayuda a adelgazar efectivamente.

Un estudio encontró que el kimchi fermentado tenía un impacto significativo en el peso y la grasa corporal de los pacientes con sobrepeso y obesidad.  No sólo los pacientes se deshacen del peso y la grasa, sino también obtienen mejoras en el azúcar de la sangre, la presión arterial y la medida de la cintura-cadera, un importante bio-indicador de la salud metabólica.

El kimchi también sirve para bajar el colesterol, prevenir el estreñimiento y combate el cáncer de colon. Además, puede ayudar a reducir el estrés, aliviar la depresión, combatir la osteoartritis, reducir la aterosclerosis y lucha contra la enfermedad hepática.

Así como los tomates fermentados y encurtidos, los rábanos fermentados ofrecen un doble beneficio: la fermentación ofrece un natural pro-biótico; los rábanos son un prebiótico natural. Los rábanos también son ricos en magnesio y manganeso (crucial para la producción de enzimas digestivas), vitamina C (ayuda a los antioxidantes y al sistema inmune), calcio (para la salud de los huesos), folatos y vitamina B6 (excelente para lidiar con el estrés y ayudar con la función del cerebro). Además, los rábanos ofrecen cierta capacidad para combatir la inflamación, una respuesta del sistema inmune que promueve el aumento de peso.

 

Kéfir

El kéfir es una bebida de leche fermentada que se asemeja a un yogur líquido, es otro pro-biótico natural. Además de promover el equilibrio microbiano, ofrece un increíble soporte para tu sistema inmunológico y se ha utilizado tradicionalmente para tratar la tuberculosis y el cáncer.

Tristemente, muchos tipos de kéfir disponibles en el mercado se venden con frutas y otros sabores mezclados.  Esto acaba con las bacterias vivas y también contiene muchos gramos de azúcar en el producto, lo que es contraproducente en la pérdida de peso y es problemático para la salud.  El kéfir debe ser sencillo y sin sabor para mantener los beneficios de la salud, aunque no hay problema si se sirve con fruta fresca. El Kéfir de leche de cabra se ha convertido comercialmente disponible.

Esto es bueno, porque muchas personas son sensibles a la leche de vaca, pero pueden tolerar productos de la oveja y la cabra. El kéfir de la leche de cabra – si está sin sabor y empacado sin fruta – permite que mucha más gente tenga los beneficios del kéfir, sin arriesgar los desafíos inflamatorios que se producen por la leche de vaca.

Por Erika Garcia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.