4 ejercicios para adultos mayores que mejoran la salud.

Cualquier edad es adecuada para realizar una rutina de ejercicios adelgazantes y brindarle al organismo todos los beneficios que con éstos se pueden alcanzar. Con mayor razón, las personas con edades superiores, los adultos mayores, requieren también la práctica del ejercicio físico, útil, incluso, para demorar la aparición de los problemas cardíacos y la diabetes. La artritis es otra dolencia que puede desaparecer con el entrenamiento, sin embargo, lo físico no es lo único que mejora con el ejercicio después de los 60 años de edad.

Beneficios de la actividad fisica en la edad adulta o tercera edad.

Se distinguen cuatro tipos de ejercicios que son convenientes para las personas mayores, por lo que representan para el correcto funcionamiento del corazón, los tejidos musculares y la flexibilidad:

  • Ejercicios de estiramiento: Se realizan, principalmente, para que el cuerpo se mantenga ágil y flexible. Flexionar el tronco hacia adelante y abajo, luego lateralmente; desde el suelo hacer elevación de la rodilla intentando llevarla hasta el pecho, posteriormente las dos rodillas; en esta posición de espaldas, se flexionan las rodillas, se extienden los brazos y se gira la cintura hacia un lado y después hacia el otro, la cabeza también gira pero en sentido contrario a cada movimiento.
  • Ejercicios de resistencia: Nadar, caminar o andar en bicicleta. Estas rutinas colaboran con la circulación y el buen funcionamiento del corazón. Además, caminar 10 km a la semana, beneficia la capacidad cerebral y cognitiva, retrasando la pérdida de la memoria. Estudios recientes han establecido la relación existente entre el impacto del ejercicio físico y los problemas de alzheimer.
  • Ejercicios de fortalecimiento muscular: Doblar el bíceps con pesas para trabajo de brazos; sentadillas de asiento para trabajar las piernas; abdominales de pared y ejercicios de hombros con pesas, son determinantes para evitar la pérdida de los músculos por la edad.
  • Ejercicios de Equilibrio: Que son importantes para reducir las caídas, un problema muy común con los años. Caminar haciendo la figura del número ocho; hacer elevación de talones con las puntas de los pies; el balanceo de piernas con ayuda de una silla, son ejemplos de esta clase de entrenamiento para mantener la postura equilibrada y hacer que los adultos mayores logren ser más independientes. (Foto por  pedrosimoes7)

Cuándo y por qué dejar de ejercitarse

El ejercicio para adultos mayores no debe ser excesivo, en especial para evitar dolores musculares intensos al día siguiente. Si durante la realización de las rutinas se siente algún síntoma de náusea, dificultad para mantener el equilibrio, falta de aire o problemas para respirar, mareo o vértigo y dolor o presión en el pecho, el ejercicio físico debe detenerse y remitirse inmediatamente donde un médico para hacerse revisar. Por estas razones es aconsejable que este entrenamiento se realice en compañía, nunca solos, con una música adecuada y con incentivos anímicos por la realización de metas.

 

 

 

 

 

 

 

Por Manuel R.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.