Como bajar de peso con agua y sin hacer dietas.

Sin duda usted habrá escuchado sobre la importancia de beber agua diariamente como parte de una buena nutrición, pero ¿comprende la importancia del agua cuando se trata de bajar de peso sin deshidratarse y sentirse fatigado todo el tiempo? Tomar agua en las cantidades adecuadas ayuda a incrementar la energía, a quemar grasas, a resistir ejercicios cardiovasculares de mayor intensidad, etc. A continuación, veamos con detalle algunas propiedades benéficas que posee el agua para ayudarnos a adelgazar rápidamente.

La mayoría de la gente entiende esto, pero conozco a muy pocas personas que lo ponen en práctica y realmente beben agua. Puede parecer increíble pero lo cierto es que muchas personas viven en constante deshidratación… ¡sin siquiera saberlo! Veamos algunos datos interesantes al respecto del agua:

La importancia del agua

  • Más o menos 70% del cuerpo humano está compuesto por agua.
  • Cada uno de los procesos que el organismo lleva a cabo son posibles gracias al agua, puesto que es el transporte de todas las sustancias: vitaminas, minerales, proteínas, hormonas, químicos, etc. Si el cuerpo se encuentra deshidratado, la eficiencia de estos procesos reduce drásticamente.
  • El tejido cerebral humano está compuesto por agua en un 85%, por lo que un cuerpo deshidratado realiza menor actividad cerebral. Esto puede ser incluso causa de depresión o fatiga crónica.
  • Las proteínas, la sustancia principal para el desarrollo muscular y el metabolismo, sólo funcionan correctamente cuando el cuerpo está hidratado.
  • Un adulto pierde hasta 12 vasos de agua al día simplemente por los procesos de respiración, transpiración y excreción.
  • El 83% de la conformación de la sangre es agua.
  • El 20% de la masa ósea es agua.
  • El agua regula la temperatura corporal, mantiene el equilibrio, ayuda al hígado a eliminar toxinas y ayuda a quemar la grasa de las acumulaciones adiposas.
  • Las articulaciones necesitan hidratación. Una cantidad suficiente del líquido permite que las dos fuentes opuestas de cartílago articular se muevan libremente sin causar fricción o daños. En cuerpos deshidratados hay mayor probabilidad de sufrir abrasiones que deterioran las articulaciones y causan dolor. Esto es importante recordarlo sobre todo para quienes acostumbran correr o trotar.
  • Los riñones remueven deshechos que deben diluirse en el agua. A falta de este líquido, los riñones tienen que recurrir al hígado, cuya involucración en este proceso causará un descuido en otros, incluyendo el de quemar las grasas. Por eso el agua no es sólo saludable sino imprescindible cuando se busca adelgazar.

Los datos mencionados son sólo parte del conjunto de razones orgánicas por las que el agua es necesaria. La suavidad y frescura de la piel aumenta, el cerebro mejora su actividad, los sistemas del organismo son reforzados: todo esto gracias a un consumo apropiado de agua. Para los propósitos de este artículo nos mantendremos centrados en el tema del adelgazamiento. Si hay algo simple que usted deba recordar, es esto: ¡evite la deshidratación!

Como hemos dicho antes, la mayoría de la gente sabe que debe beber agua pero son contadas las personas que lo hacen. La deshidratación que obtienen como resultado, sin embargo, muy pocas veces es reconocida como tal. Las personas creen estar cansadas o estar desarrollando los síntomas de un resfriado cuando muchas veces lo que pasa es que no están consumiendo suficiente agua.

¿Cuánta agua hay que beber para perder peso?

Tras todo lo dicho la pregunta fundamental ahora es: ¿cuánta agua tomar? Seguramente usted habrá escuchado aquello de los “8 vasos diarios”. Desafortunadamente esta recomendación no tiene ningún respaldo científico conocido. El Consejo Nacional de Investigación de los Estados Unidos recomienda 2,7 litros (91 onzas) diarios en mujeres y 3,7 litros (125 onzas) diarios en hombres.

La hidratación define la figura

Con frecuencia las personas me hacen preguntas sobre el consumo de agua, preocupadas por el tema de la retención de líquidos. Mucha gente cree que beber mucha agua “hincha” el cuerpo. Lo que sucede es exactamente lo contrario. El organismo maneja la carencia de agua de la misma forma que maneja la carencia de alimentos: recurre desesperadamente a los recursos que le queden para sobrevivir. Si usted ingiere menos agua de la que necesita, ¡su cuerpo retendrá la poca agua que tenga durante más tiempo! Así que si usted quiere moldear su figura, beber agua es la solución.

Trate de seguir esta recomendación indiferentemente de que tenga sed o no. Es muy engañoso confiar en la sed como indicador del agua necesaria, la deshidratación no necesariamente se manifiesta mediante este reflejo. Distribuya la cantidad recomendada a lo largo del día. La mejor manera de conseguirlo es llevar una botella de agua a todos lados, rellenándola periódicamente. ¡Es más fácil mantenernos hidratados si tenemos el agua a la mano!

Por Erika Garcia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.