Beneficios del mangostán en el cuerpo.

Leer un poco sobre los beneficios del mangostán consumir esta fruta  es tiempo muy bien empleado para ayudar a familiares y amigos. Aquí encontrará la evidencia científica tras la reputación saludable del mangostán.

Esto es lo que algunos estudios aseguran sobre este super alimento llamado el Mangostán:

“El mangostán es capaz de revertir la mayoría de las dolencias modernas”. (Kenneth J. Finsand, M. D., profesional quiropráctico con casi 30 años de experiencia especializado en la medicina funcional. Autor de varios libros acerca del mangostán.

“Cada órgano del cuerpo es beneficiado por las propiedades del mangostán”. (Sam Walters, N. M. D., médico familiar especializado tanto en la medicina tradicional como en la alternativa, con más de 30 años de experiencia y reconocido por su trabajo con compañías e instituciones como el Centro Espacial de la NASA. Autor del libro acerca del mangostán Tame the Flame: Mangosteen’s Remedy for Chronic Disease.

Los diferentes usos del mangostán

Los avances médicos cada vez son más eficientes para detectar y curar enfermedades, pero sabemos que no poseen todas las respuestas. Hay múltiples casos de fármacos y tratamientos cuyo empleo se demuestra más tarde ser perjudicial o estar cargado de mayores efectos secundarios que beneficios. Medicamentos como Vioxx, Cerebrex y Phen-fen son ejemplos conocidos.

Una pregunta simple: ¿por qué recurrir a fármacos poco confiables y a veces hasta mortales si las frutas pueden resolver nuestros problemas? Los remedios naturales funcionan porque sus beneficios de salud no son contrarrestados por efectos secundarios.

Algunas personas, al leer o escuchar sobre la cantidad de beneficios del consumo del mangostán, creen que suena demasiado positivo para ser cierto o que la fruta es demasiado exótica para ser accesible.

Los otros compuestos del mangostán

Anteriormente habíamos escrito sobre el potente antioxidante que contienen el mangostán, este se le conoce con el nombre de xantonas, la cual explicamos en detalle en este artículo sobre las propiedades antioxidantes del mangostán y como ayudan a nuestro cuerpo a pelear contra los radicales libres.

La fruta también posee otros compuestos naturales poderosos como catequinas, polisacáridos, quinonas, estilibenos y polifenoles.

Las catequinas son antioxidantes cinco veces más potentes que la vitamina C.

Los polisacáridos son compuestos anticancerígenos y antibacteriales. Bloquean la acción de las células mutadas sobre las células sanas que expande el cáncer, y son eficaces contra las bacterias intracelulares.

Las quinonas son conocidas por sus propiedades antibacteriales y como fuertes antioxidantes.

Los estilibenos protegen las plantas contra hongos. En el organismo humano tienen el mismo efecto, y además funcionan como antioxidantes.

Los polifenoles son mucho más potentes como antioxidantes que la vitamina E, considerada uno de los mejores antioxidantes.

He aquí otras de las propiedades benéficas del mangostán y su acción para contrarrestar ciertas enfermedades que podemos padecer:

 

  • Efecto anti-oxolínico: acción contra la ansiedad
  • Efecto anti-Parkinson: ayuda en casos de enfermedad de Parkinson
  • Efecto anti-periodóntico: ayuda a prevenir enfermedades de las encías
  • Efecto antipirético: ayuda a reducir fiebres
  • Efecto anti-tumores: acción contra los agentes cancerígenos
  • Efecto anti-vértigo: ayuda a prevenir el mareo
  • Efecto antiviral: previene o modula las infecciones virales
  • Efecto cardiológico: ayuda a proteger el corazón
  • Efecto hipoglucémico: ayuda a estabilizar los niveles de azúcar sanguínea
  • Efecto hipotensor: ayuda a reducir la presión arterial
  • Efecto inmunoestimulante: ayuda al sistema inmune a combatir infecciones

Esta fruta exótica, usada en la medicina tradicional desde hace siglos, contiene algunos de los compuestos antioxidantes, antinflamatorios, antivirales y antibacterianos más poderosos del reino de la naturaleza. Todos los estudios científicos realizados hasta ahora han favorecido los notables beneficios de su consumo.

Por Erika Garcia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.