Beneficios del zinc

Propiedades del zinc para la salud. Los beneficios del zinc incluyen su contribución en el correcto funcionamiento de los sistemas inmunológico y digestivo, el control de la diabetes, la reducción de los niveles de estrés, da energía al metabolismo y una mayor tasa de curación para el acné y heridas. Además, es útil en el embarazo, para el cuidado del cabello, eczemas, la pérdida de peso, la ceguera nocturna, resfriados, el cuidado de los ojos, la pérdida del apetito y muchos otros problemas menores.

 

Este mineral juega un papel vital en la síntesis de proteínas y ayuda a regular la producción de células en el sistema inmune. Se encuentra principalmente en los músculos más fuertes del cuerpo y en concentraciones especialmente altas en los glóbulos blancos y rojos, en las retinas, la piel, el hígado, los riñones, los huesos y el páncreas. El semen y la glándula de la próstata en los hombres también contienen cantidades significativas de él.

 

En el cuerpo humano hay más de 300 enzimas diferentes que necesitan este elemento para funcionar normalmente. Los investigadores creen que de 3.000 proteínas de aproximadamente 100.000 se componen principalmente de zinc.

 

Una persona normal posee entre dos y tres gramos gramos de zinc en un momento dado. Hay órganos que secretan zinc, como la glándulas salivares, la glándula de la próstata y el páncreas. Incluso las células que participan en la actividad del sistema inmune lo secretan. Como tal, se usa en diversos procesos metabólicos y es eliminado a través de los canales excretores y urinarios normales, por lo que debe ser repuesto a menudo. Si esto no se hace se comienzan a sentir síntomas de deficiencia, que pueden ser los de la lista a continuación.

 

Síntomas de deficiencia de Zinc

  • Caída del cabello
  • Manchas blancas bajo las uñas.
  • Diarrea
  • Retraso en el crecimiento
  • Fatiga
  • Presión arterial baja
  • Crecimiento óseo retardado
  • Pérdida del apetito
  • Pérdida del olfato y el gusto
  • Depresión
  • Piel áspera/pálida
  • Pérdida de peso

 

 Alimentos que contienen Zinc

Algunos alimentos ricos en este mineral incluyen las ostras, carnes rojas, aves de corral, nueces, frijoles, pescados y mariscos (cangrejo, langosta y camarón ) , granos enteros, productos lácteos y cereales para el desayuno.

 

Beneficios del zinc para nuestro organismo.

Las propiedades del zinc más importantes se enumeran a continuación.

Cuidado de la piel: estudios han demostrado que es un remedio casero eficaz para curar espinillas y acné. Consumir antibióticos todavía se considera más efectivo, pero los efectos secundarios y el potencial de desequilibrio hormonal que producen también deben considerarse. Además, dado que una de las funciones más vitales de este componente es estimular la función de los glóbulos blancos. Ellos son parte integral en el proceso de curación y para defender el cuerpo contra una serie de infecciones, incluyendo las que comúnmente atacan a aftas, úlceras, quemaduras, incisiones quirúrgicas, y otras varias heridas. Este elemento también se requiere para la producción de colágeno, un tejido conectivo necesario para la reparación de la piel y regeneración.

 

Eccema: este problema también conocido como “dermatitis atópica”, es un trastorno inflamatorio y crónico de la piel causado principalmente por la deficiencia de zinc. Este mineral juega un papel importante en la curación de las infecciones crónicas y asiste al cuerpo en la restauración de su capacidad para curar correcta y completamente. Esta irritación puede mejorarse volviendo a equilibrar el contenido de zinc en la sangre.

 

Acné: es importante en la eliminación del acné. Regula y controla la cantidad de testosterona en el cuerpo, que desempeña un papel dominante en causar esto, y  además está implicado en la síntesis de colágeno. Esto también ayuda en la normalización de la cantidad de aceites de la piel y mejora el mantenimiento de la piel saludable. Las heridas abiertas que vienen con el acné son prácticamente imanes para infecciones bacterianas y virales, por lo que el zinc puede estimular a los glóbulos blancos y de reducir las posibilidades de que ocurra algo más. Por último, pueden quedar cicatrices permanentes en las personas que sufren de la enfermedad, y este mineral puede ayudar a reducir la evidencia de ellas.

 

Trastornos a la próstata: es muy importante en el tratamiento de trastornos de esta área. Su falta provoca el agrandamiento de la glándula prostática y la hace vulnerable a cáncer. Si sufre de esta clase de problemas es recomendable tomar 15 mg de zinc cada día, bajo estrecha observación médica. Estudios han demostrado que se reduce el crecimiento de tumores en esta zona cuando hay niveles normales de zinc en el organismo.

 

Función cognitiva: Investigaciones recientes han demostrado que este elemento tiene un fuerte impacto en la función mental, ya que puede trabajar en conjunto con la la vitamina B6 para garantizar el correcto funcionamiento de los neurotransmisores que se comunican con el cuerpo, y además se encuentra en altas concentraciones en el hipocampo, que controla el pensamiento y la memoria. Para aquellos que hayan sufrido una lesión, una cantidad extra de zinc mantendrá la función cerebral fuerte, porque el cuerpo lo desvía naturalmente a las otras partes del cuerpo con fines curativos.

 

Sentido del olfato y el gusto: este mineral, además de sus otros beneficios, puede mejorar los sentidos del gusto y el olfato. Las papilas gustativas y las células olfativas dependen de este mineral, por lo que es necesario para el correcto desarrollo y el crecimiento de aquellas células específicas. Estudios han demostrado que un aumento de los niveles este componente puede potenciar estos dos sentidos, para que funcionen a niveles óptimos.

 

Resfríos: Los suplementos de este componente ayudan en la disminución de la gravedad y la duración de los resfriados y otras enfermedades leves. Reduce la cantidad de citoquinas pro-inflamatorias, que agravan el cuerpo durante esta enfermedad. Además, el mineral tiene la capacidad para estimular la actividad de los glóbulos blancos, lo hace ideal para la reducción de las gripes e infecciones.

 

Pérdida de peso: juega un papel primordial en la pérdida de peso en personas obesas. Un número de estudios lo han asociado a una disminución en el apetito, lo que evita comer en exceso. Esto está relacionado con su manipulación de la hormona grelina, que le dice al cuerpo cuando se quiere alimentarse.

 

Embarazo: es esencial para la reparación y el funcionamiento del ADN. Es esencial para el crecimiento rápido de células y para la construcción de sus constituyentes principales en el transcurso de un embarazo. El desarrollo y la actividad enzimática durante este tiempo hace que este elemento sea uno de los nutrientes más importantes para niños y madres.

 

Reproducción: contribuye en la espermatogénesis y en el desarrollo de los órganos sexuales, mientras que en las hembras ayudas d en todas las fases reproductivas, incluyendo el parto y las etapas de lactancia. En el esperma actúa de varias maneras. En primer lugar, actúa como una especie de sedante para que no se gaste energía innecesaria. También protege el ADN reproductiva dentro de la espermatozoide, para garantizar una correcta transferencia de información. Una vez que éste entra en el tracto reproductivo de la mujer, se disipa rápidamente y experimenta un repentino estallido de energía que los impulsa hacia el tracto femenino. Por último, el zinc es parte esencial de las enzimas que permiten que los espermatozoides penetren el óvulo.

 

Funciones biológicas: juega un papel clave en muchas funciones biológicas como la reproducción, el control de la diabetes, la modulación nivel de estrés, la resistencia inmune, el olfato y el gusto, el crecimiento físico, el apetito y la digestión.

 

Infecciones: ayuda a percibir sabores y olores, mejora la tasa de curación de heridas, mejora la inmunidad y ayuda a promover el crecimiento del feto. El zinc ayuda en la protección contra trastornos infecciosos e infecciones fúngicas, que incluyen la neumonía y conjuntivitis.

 

Antioxidantes: actúa como antioxidante y participa en algunas de las reacciones bioquímicamente decisivas del cuerpo, incluyendo la síntesis de proteínas, la función enzimática y el metabolismo de carbohidratos. Debido a que está involucrado en tantos sistemas integrales y funciones del cuerpo, no se puede enfatizar lo suficiente – ¡se debe incluir en la dieta!

 

Regulación de la enzimas: es el componente esencial de varias enzimas que ayudan a regular el desarrollo celular, la síntesis de proteínas, el nivel hormonal, el ADN, la regulación de la transcripción de genes, el metabolismo de la energía y otras funciones relacionadas.

 

Cáncer: este elemento juega un papel vital en la próstata y previene daños o deformaciones prematura, lo que puede conducir a problemas como el cáncer. Sus propiedades antioxidantes naturales significan que busca de forma activa a los radicales libres o a subproductos peligrosos que pueden causar una serie de enfermedades. Estos radicales pueden transformar las células normales en variantes cancerosas al romper la integridad de su ADN, por lo que su eliminación es uno de los aspectos más importantes en la defensa contra muchos tipos de cáncer.

 

Fatiga crónica: Las personas que sufren de fatiga crónica a menudo se les dice que consuman aceite de pescado, ya que es rico en este componente. Muchos profesionales sugieren que no hay otro medicamento que cure esto aparte de ese producto, ¡por lo que el zinc debe estar haciendo algo bien! Éste es integral para la función normal de los músculos, y muchos profesionales creen que la fatiga muscular es una de las principales causas de este trastorno. Por lo tanto, he aquí el complemento ideal para aumentar sus niveles de energía.

 

Alopecia: La alopecia provoca la pérdida del cabello, tanto en niños como en adultos. Los médicos a menudo dicen a las personas que sufren de esta condición que aumenten su consumo de este mineral. Como es altamente beneficioso para dar fuerza e integridad al cabello, los síntomas de este problema a veces pueden disminuir. Actualmente se puede acceder a suplementos y cápsulas en casi todas las tiendas naturistas y tiendas misceláneas. Estudios han demostrado que este mineral es más eficaz en tratar este problema en menores que en personas mayores.

 

Pérdida ósea: Esta es una condición en que los huesos se vuelven débiles y frágiles. El zinc es un componente de la hidroxiapatita, una sal que hace que la matriz ósea sea fuerte y sólida. Por esta razón, debe añadirse en su plan de alimentación para evitar este trastorno, especialmente a medida que envejece, o si muestra signos de envejecimiento prematuro u osteoporosis.

 

Ceguera nocturna: consumir este elemento en cantidades de aproximadamente 150-450 mg le ayudará a mejorar su visión. Por lo tanto, siempre es recomendable consumir alimentos como carne de res, cordero, ostras, cangrejos y trigo sarraceno, ya que son ricos en él y mejorarán su capacidad de ver, además que es especialmente útil para aquellos que sufren de ceguera nocturna. La vitamina A, parte esencial de la mejora a este problema, estimula ciertas enzimas que no podría funcionar sin este mineral, por lo tanto, es un componente necesario en la reducción de este problema de vista.

Por Erika Garcia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.