Contraindicaciones de la Dieta Atkins para las personas.

Para las personas que gustan de comer carne en grandes cantidades, esta es la dieta que más les puede convenir, porque productos como los huevos y el tocino son perfectamente aceptables, mientras que, por otro lado, alimentos abundantes en carbohidratos como el alcohol, las pastas y algunos vegetales, están rotundamente prohibidos durante las primeras semanas del programa.

¿Cuáles son los inconvenientes de este programa de dieta bajo en calorías?

Hay que comenzar diciendo que esta dieta es bastante dura y difícil de seguir para las personas que son vegetarianas; de la misma manera, la dieta Atkins no es conveniente para aquellas personas que presentan padecimientos del corazón, los riñones o diabetes. Para los detractores de la dieta, el bajo consumo de vegetales y frutas durante el tiempo de dos semanas con las que se inicia el programa, puede ocasionar una falta considerable de minerales y de vitaminas que son importantes. Así mismo, un bajo nivel fibra en el organismo originaría estreñimiento. También los altos niveles de grasas saturadas que aconseja este plan de dieta, han sido tema de crítica y preocupación de varios estudios médicos.

¿Qué se debe hacer para perder peso con el programa de dieta Atkins?

Son cuatro las fases que hacen parte del plan de dieta Atkins para bajar de peso: La primera fase es la Inducción, la segunda es la Pérdida de Peso en Curso, la tercera es el Pre-mantenimiento y la cuarta es la de Mantenimiento. La primera, de inducción, tiene una duración de dos semanas, siendo la más exigente y la que requiere de un compromiso real; durante las dos semanas de esta fase, los seguidores y realizadores sólo pueden comer 20 gr de carbohidratos cada día, es decir, menos de una taza de vegetales cocidos. Para el restante de su alimentación se deben consumir proteínas y grasas, aquí es recomendado un buen desayuno de huevos con tocino, lo mismo que una cena con bistec.

Cuando la inducción termina, luego de las dos semanas, el consumo de carbohidratos puede empezar a darse de manera progresiva, añadiendo a las comidas alimentos como verduras y frutas, más alimentos integrales. Sin embargo, quienes esté haciendo la dieta no podrán volver a comer azúcar refinada ni los alimentos que la contengan, de tal manera que productos como la pasta a base de harina, el pan blanco o los pasteles, deberán ser eliminados de la dieta de manera permanente. Cuando el resultado de esta fase de dieta sea una pérdida de por lo menos unos 10 kilos, lo que aprende el dietista es cómo mantener ese peso alcanzado, en la que se llama fase de mantenimiento. Si bien el alcohol está prohibido durante la fase de inducción y la etapa de pérdida de peso en curso, con posterioridad de permitirá el consumo, solamente ocasional, de una copa de vino.

 

Por Erika Hernández

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.