Dieta efectiva para perder barriga

Existen miles de dietas que se ofrecen para eliminar la panza y mantener un  abdomen lindo y firme. No obstante, para alcanzar este objetivo a plenitud, la dieta por sí sola tal vez no sea suficiente y sea indispensable combinarla con la práctica de algunos ejercicios, que, seguramente, ayudarán a tonificar esta comprometida parte del cuerpo.

Una buena dieta para reducir la barriga, incluye un cambio voluntario de hábitos alimenticios y la acomodación a los nuevos, que le acompañarán por el resto de la vida, aun obteniendo resultados definitivos. Es ideal para practicarla de manera indefinida, ya que permite comer entre 5 y 6 veces en el día. Esta dieta adecuada no permite el consumo de toda clase de alimentos, solamente permite aquellos con bajo contenido de grasa y también los que ayuden a formar músculo en el abdomen.

Esta clase de dieta requiere que la persona desayune a una hora determinada y fija, que después de dos horas tome una pequeña merienda. Después llega la hora del almuerzo y pasadas otras dos horas, se toma nuevamente una merienda.

Alimentos que debe tener una dieta saludable

Los alimentos de una dieta para reducir la panza deben ser nutritivos y además deben ayudarnos a quemar grasa, entre los más destacados para estos fines, están:

  • Las semillas como nueces o también las almendras en presentaciones naturales.
  • Las verduras como espinacas o aquellas de color verde son perfectas.
  • Se aconseja el consumo de huevos, carne de pollo, res y pescados magros.
  • Las frutas y el aceite de oliva.
  • La avena, el maní y los carbohidratos integrales.
  • Los lácteos bajos en grasa
  • Las legumbres como las lentejas y los frijoles.

Dieta para rebajar la panza en 1 día

Desayuno: 1 taza de té con limón y una cucharadita de miel. 1 vaso de zumo de frutas sin azúcar.

Media mañana: 1 yogur desnatado.

Almuerzo: 1 plato de caldo de verduras o 1 vaso de zumo de tomates, 1 porción de ensalada de vegetales aliñada con limón. 1 taza de té con limón y miel.

Merienda: 1 taza de caldo de verduras sin grasa.

Cena: 1 taza de caldo de verduras sin grasa, 1 porción de verduras cocidas al vapor, 1 porción de vegetales crudos en ensalada, 1 taza de té con limón y miel.

Es bueno entender que una dieta como esta es meramente de orientación y no debe remplazar la dieta que indique un médico especialista. Se sabe que los planes dietéticos son individuales y responden a las características físicas y las condiciones de salud de cada persona.

Por Manuel R.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.