Dieta hipoglucémica

Las personas hipoglucémicas tienen problemas para regular los niveles de azúcar en la sangre, y a la mayoría se les aconseja seguir una dieta específica para minimizar estas variaciones. Algunos elementos de esta dieta son comunes para cualquiera que padezca la enfermedad, pero también suelen adaptarse a contextos individuales para obtener resultados óptimos. Su médico le puede ayudar con los ajustes de su plan alimenticio, pero aquí hay un resumen de las bases.

 

¿Qué es la hipoglucemia?

 

La hipoglucemia es una enfermedad que hace tener niveles demasiado bajos de azúcar en la sangre, provocando sensaciones de desmayo, palpitaciones, sudoración y otros síntomas similares a los de una gran descarga de adrenalina. En casos más extremos, lo cual es muy raro, los niveles de azúcar pueden bajar hasta el punto de causar un coma e incluso la muerte.

 

Sus causas pueden variar notablemente, desde la presencia de un tumor a un mal funcionamiento de las glándulas suprarrenales como un efecto secundario de una cirugía intestinal, o incluso por tomar demasiados medicamentos beta-bloqueadores. Cualquiera sea la causa, lo importante es mantener el azúcar en la sangre lo más uniforme posible a lo largo del día.

 

Dieta para la hipoglucemia

 

Algunos alimentos y sustancias son particularmente importantes para un cuadro hipoglucémico, ya que tienden a causar estragos en los niveles de azúcar en sangre y/o respuestas de adrenalina.

 

Lista de cosas que deben evitarse

 

  • Tabaco
  • Alcohol
  • Bebidas con cafeína de cualquier tipo
  • Azúcar
  • Carbohidratos simples

 

Respecto a los carbohidratos simples, deben aclararse algunos puntos respecto a bocadillos “saludables”. Si ha estado tratando de perder peso, sin duda habrá escuchado a alguien hablar maravillas de unas galletas de arroz que casi no tienen calorías. Bueno, al entrar en el organismo ellas se convierten casi instantáneamente en azúcar en la sangre, creando exactamente el tipo de cambio repentino que se desea evitar.

 

¿Reemplazar patatas fritas o carne seca por pretzels bajos en grasa? Aquí es la misma historia – ellos están llenos de carbohidratos altamente procesados, ​​que se convierten en azúcar en la sangre en un instante. Lo mismo ocurre con el pan blanco, el arroz blanco, y prácticamente cualquier cosa con que tenga la palabra “instantánea” en el nombre. Esto nos lleva a…

 

Carbohidratos, grasas y proteínas complejas

 

Los carbohidratos complejos son “más fornidos” en el sentido de que deben asentarse en el estomago y digerirse lentamente antes de filtrarse en el torrente sanguíneo, lo que mejora el equilibrio de azúcar en la sangre, al contrario de los carbohidratos simples. Este compuesto se encuentran en el pan integral, verduras, avena y similares, donde el impulso adicional de su contenido en fibra ralentiza la digestión. Como regla general, la buena comida para los hipoglucémicos es más difícil de masticar. La grasa y las proteínas no producen un cambio repentino de azúcar en sangre. De hecho, esta combinación en particular sirve para retrasar aún más el proceso. Eso no significa que una barra de chocolate es aceptada sólo porque viene con una ración de grasa aparte del azúcar, pero algo mejor sería adicionar rebanadas de aguacate a una ensalada. No obstante, tenga en cuenta que investigaciones recientes han demostrado que el exceso de consumo de grasas también tiene un impacto negativo en la enfermedad, sobre todo en fuentes como lácteos y carnes. En resumen: coma alimentos ricos en grasas con moderación y esté pendiente de nuevos estudios sobre esto.

 

Por último, los tiempos lo son todo

 

La dieta para la hipoglucemia también incluye un elemento no nutricional: los tiempos. ¿Sabes cómo todo el mundo queda aletargado después de la cena de Acción de Gracias? No es sólo a causa del triptófano en el pavo. Una comida más abundante significa una sacudida mayor para el organismo. En vez de esto aliméntese espaciadamente, con (5-6) comidas pequeñas en lugar de los tres platos principales. La comida más importante del día en realidad debería ser el desayuno, ya que aquí se fija la pauta diaria en más de un sentido.

Por Kevin G.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.