Dietas para bajar el abdomen.

Todas las dietas para bajar el abdomen tienen algo en común, son bajas en grasa y no proporcionan altas calorías que hacen engordar. Lo más importante es contar con disposición, paciencia y tiempo suficientes, para poder reducir la panza, si se tienen estas condiciones, cualquier esfuerzo, al final, habrán de ser recompensados.

Entre las dietas para bajar el abdomen se encuentran la dieta de la avena alta en fibra, que no solamente ayuda a marcar esos abdominales, sino que quema grasa de la panza. Para aquellos que buscan perder un poco de barriga también esta la lista de las mejores dietas para bajar de pesode todo este sitio web. Otras dietas para marcar abdominales seria la lista de dietas para adelgazar rápidamente en una semana con resultados sorprendentes.

 

A continuación, se presentan algunos consejos para bajar la panza que pueden ser muy importantes para lograr un abdomen liso y de paso alcanzar una pérdida interesante de peso y de la grasa apozada en el vientre.

 

1.  Dieta con cereales integrales, en vez de los granos refinados, ayudan mejor a marcar el abdomen.

Personas que están habituadas a incluir en sus dietas alimentos como cereales integrales, acompañados por al menos 3 porciones de lácteos bajos en grasa, dos porciones de carne magra, aves de corral o pescado, más cinco raciones de frutas y verduras, con  seguridad perderán mayor cantidad de grasa aposada en el abdomen, en la búsqueda de cómo tener un abdomen plano de manera rápida. Pro otro lado, hacer una dieta similar, consumiendo idénticos alimentos, pero no con cereales sino con granos refinados, no ofrecerá los  mismos resultados y no se reducirá la misma cantidad de peso, y en cualquier caso, será mucho menor.

La dieta que incluye el consumo de granos enteros, modifica la reacción de la insulina y glucosa en el cuerpo y esto acelera el proceso de derretir la grasa, como también la grasa visceral, la capa más interior del organismo, que en estas condiciones se quema con mayor facilidad que la que se encuentra en la superficie, debajo de la piel, es decir, la que se puede tanto ver como sostener.

2.     ¿Cómo hacer para mantener estable el metabolismo y quemar grasa?

La mejor manera de lograr que el metabolismo se mantenga trabajando en una marcha constante, es ingerir comidas pequeñas cuando menos cada tres horas durante el día de actividad. No es cierto que con esta manera de comer se acelere el metabolismo, la real consecuencia es que se mantiene trabajando a ritmo permanente, que es algo mucho más benéfico. Al mismo tiempo, de esta manera se van quemando calorías y perdiendo peso constantemente. Esas repetidas comidas deben incorporar proteínas magras, para no tener la necesidad de que los músculos se conviertan en combustible, causa directa que podría  eliminar las abdominales y refrenar el proceso metabólico.

3.     Es mejor comer el desayuno todos los días para bajar de peso

Un error frecuente que suelen cometer algunas personas, es no comer el desayuno en las mañanas y la razón más común es la falta de tiempo, la prisa. Dentro de los tantos daños que produce al cuerpo no desayunar, está el que se ocasiona al objetivo de adelgazar abdominales, puesto que esta acción implica comer un almuerzo abundante, ya que se acumulan cerca de 12 horas sin que el organismo reciba alimento. Comer mucho a la hora del almuerzo puede producir sueño vespertino causando tanto pasividad como improductividad. Un desayuno de cereales no quita mucho tiempo para prepararlo ni para consumirlo, y sí representan un alimento eficaz para la salud y para bajar abdomen.

Si se tiene demasiada prisa como para no poder desayunar, entonces guarde en su bolso de trabajo una caja de barras para desayunar o un batido también es una buena opción, para ingerir ya en el trabajo o la universidad. Estas barras representan buena cantidad de fibra, pero en su defecto, un yogur o una manzana son ideales. El desayuno debe ser la comida más poderosa del día, en segundo lugar de contundencia alimenticia debe estar el almuerzo, mientras que la menos ostentosa puede ser, sin mayor inconveniente, la cena.

 

 

Por Diana Garcia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.