Efectos secundarios de la dieta cetogénica

La dieta cetogénica tiene efectos secundarios al igual que cualquier otro tratamiento para la epilepsia y para otros usos tales como adelgazar. Estos efectos pueden atacar o no al niño y algunos logran desaparecer si son descubiertos y controlados desde el comienzo, para esto es muy importante saber qué es lo que se busca y así lograr adelantarse a las consecuencias adversas.  Los efectos que se conocen son la deshidratación, complicación de los cálculos renales, piedras en la vesícula y estreñimiento.

Riesgos y peligros de la dieta cetogénica en mujeres mayores

  1. Pancreatitis (inflamación del páncreas)
  2. Posibles problemas oculares
  3. Irregularidades en el ciclo menstrual
  4. Disminución de la densidad ósea

Una dieta cetogénica tiene un déficit de vitaminas significativo, por esta razón tienen que ser suministradas por la vía de los suplementos. En ocasiones se presenta que los niveles de grasa se acumulan en la sangre, principalmente si el niño presenta algún defecto congénito que afecta su capacidad para el procesamiento de la grasa. Esta situación es complicada y origina consecuencias graves. Esta es una razón más para que un equipo médico supervise permanentemente a los niños o a los adultos que realizan este tipo de dieta.

Tomar la decisión

El consenso de los médicos y especialistas indica que la dieta cetogénica debe empezar a aplicarse, preferiblemente cuando uno o dos medicamentos suministrados no logran ejercer un control real sobre las convulsiones o también en caso de que estos medicamentos ocasionen consecuencias adversas en la salud de los niños. Resulta de gran ayuda que el niño esté preparado para recibir alimentos que comúnmente no recibiría con animosidad, si el niño es de carácter tolerante y no presenta mayor inconveniente para comer, será mucho más sencillo el proceso. (foto por joshbousel )

Se ha establecido que la dieta funciona en niños que tienen muchos y pocos ataques, así como para los que presentan varios tipos de ataques. Sin embargo, los médicos también coinciden en que las dietas no deben aplicarse si los medicamentos proporcionados están dando resultados y si el niño no presenta consecuencias negativas a su consumo. Por lo general, la decisión de mantener una dieta en los niños, la toman los padres con la ilusión de que los pequeños puedan tener una vida normal.

Una dieta cetogénica puede convertirse en un obstáculo para el desarrollo normal de la vida de los pequeños, principalmente los espacios de la vida que tiene que ver con la comida y con los días festivos. Así como los otros tratamientos de que se disponen para controlar la epilepsia, también pueden presentar consecuencias  que afectan a algunos niños, mientras que a otros no. Existe mucho en qué pensar antes de tomar la decisión de aplicar este régimen alimenticio en comparación con otras dietas para adelgazar mas balanceadas en cuanto a nutrientes, como sucede con cualquier tratamiento médico. Hay que indagar acerca de todas las opciones que se pueden presentar y esto se realiza en compañía del profesional de la salud. Seguramente éste será determinante en la toma de la decisión. De la misma manera, es muy importante tener el concepto y la experiencia de otros padres cuyos hijos hayan pasado o estén pasando por el tratamiento de la dieta.

 

Por Erika Hernández

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.