Efectos Secundarios del ajo al consumirlo.

Los efectos adversos de comer ajo. Mucha gente cree que, siendo el ajo un producto natural, su consumo no tiene ningún riesgo o efecto secundario en nuestra salud. Esto no es cierto. La mayoría de las veces estos efectos no son más que un poco incómodos (acidez, gases, náuseas, etc.), pero en algunos casos, sobre todo en aquellos en que el ajo es consumido de modo excesivo como método medicinal, es posible experimentar efectos negativos serios: reacciones alérgicas, sangrados repentinos o hasta apoplejía hemorrágica.

Riesgos leves al consumir ajo.

Muchas personas pueden experimentar molestias gastrointestinales por el consumo del ajo tales como:

  • Mal aliento persistente.
  • Vómitos
  • Fuegos e irritación bucal
  • Acidez estomacal o indigestión
  • Gases
  • Náuseas
  • Diarrea

Estos efectos se presentan más comúnmente cuando el ajo se consume en su forma cruda. Existen suplementos hechos a base de ajo que resuelven el problema del olor y el aliento, pero la mayoría de ellos no contiene suficientes cantidades de los principios activos de la hortaliza como para proveer de las propiedades benéficas del ajo que sean notables. Es por esto que se recomienda consumir el ajo como especia o sazonador en las comidas.

Efectos dañinos al comer ajo.

Si usted experimenta alguno de los siguientes efectos negativos del ajo, detenga su consumo y consulte inmediatamente a su médico. Los problemas graves reportados hasta ahora incluyen:

  • Cualquier moretón o sangrado inusual (el ajo puede ocasionar que sangremos con mayor intensidad)
  • Reacciones alérgicas como: sarpullidos o erupciones inexplicables, urticaria, comezón, hinchazón repentina, resuellos o dificultad para respirar y dificultad para tragar.
  • Heces fecales oscuras o con sangre y vómitos de sangre (señales de hemorragia gastrointestinal)
  • Síntomas de apoplejía hemorrágica (hemorragia cerebral) como: dificultades repentinas de la visión o el habla, debilidad o adormecimiento severos de brazos o piernas y dolores de cabeza severos.

Si usted sospecha estar experimentando un efecto negativo por consumir ajo, hágaselo saber a su médico de inmediato. El profesional debe enterarse de cualquier situación inusual o preocupante que se presente. Y aunque es cierto que el problema puede no provenir precisamente del consumo del ajo, indiferentemente de cuál sea su causa el tratamiento de cualquiera de estas dificultades de salud debe comenzar cuanto antes.

Por Erika Garcia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.