La vitamina K y alimentos contra el envejecimiento.

Los alimentos con contenido de vitamina K son muy importantes para la reparación de los huesos y el correcto crecimiento óseo. Esta vital vitamina hace un gran trabajo en equipo junto con la vitamina A y la vitamina D  para conseguir estos propósitos en el sistema óseo humano. Una fuente abundante de vitamina K en la clorofila, por lo que es importante el consumo de hierba de trigo, en el momento en que no se esté recibiendo la suficiente vitamina K que requiere el cuerpo. Además de contener suficiente vitaminas y clorofila, esta hierba de trigo también actúa como un suplemento que retarda el envejecimiento.

Esta vitamina K es ubicable en los vegetales de hoja verde, principalmente, ésta es posible encontrarla además en alimentos como el brócoli, perejil, zanahoria, lechuga, frijoles verdes, manzanas, cereales, nabos, cebolletas, espárragos, algas, té verde, ortiga, alfalfa, cebollinos, cebollas, col, berenjenas, guisantes, berros, espinacas, coliflor, repollo y coles de Bruselas.

Otro de los beneficios de la vitamina K se relaciona con la coagulación de la sangre, que es otro término para la coagulación de la sangre en que el sangrado se frena en el cuerpo. Esto arrojaría resultados como el sangrado interno o sangrado anormal, si la vitamina K no estuviera en el organismo.

Sin embargo, la cantidad de esta vitamina K que se requiere en el cuerpo es más bien reducida, solamente se necesita entre 70 y 140 microgramos para un adulto y entre 15 a 100 microgramos para los niños y los jóvenes en etapa de adolescencia. La escala equivale a que 1 millón de microgramos representan 1 gramo, de manera que es fácil identificar que el consumo necesario es realmente pequeño.

La vitamina K se cataloga como una vitamina soluble en grasa, esto quiere decir que es capaz de ser almacenada por el organismo, además de disolverse en el contenido de grasa corporal. Otras de las vitaminas que también pertenecen a este grupo de las solubles en grasa son las vitaminas A, D y E. En la actualidad no son muchos los científicos que estudian los posibles efectos de la vitamina K, con los que se vienen descubriendo cada vez más propiedades que tiene ésta para el cuerpo humano. Por ejemplo, se sabe que la vitamina K puede activar por lo menos tres clases de proteínas que benefician la salud del sistema óseo.

Vitamina K, contra el envejecimiento

Hoy por hoy, cuando la lucha contra el envejecimiento y la necesidad de verse mucho más jóvenes es una realidad que casi todos comparten y de la que se es mucho más consciente, también, para ventaja de todos, se han venido descubriendo ciertas propiedades y beneficios de la vitamina K.

Por ejemplo, la vitamina K ha sido utilizada eficientemente para combatir y prevenir los efectos de la osteoporosis, que como todos saben, ayuda a enfrentar la debilidad de los huesos. Esta labor se creía que era trabajo del calcio. Pero así como está disponible en una buena cantidad de alimentos, la vitamina K también es producida por las bacterias intestinales del organismo, por lo que no es muy común presentar cuadros de carencia de vitamina K. Por esta razón las personas a las que se les ha identificado una deficiencia de esta vitamina, son las que responden a un incorrecto proceso de absorción de las grasas.

Estas personas con deficiencia de vitamina K pueden ser aquellas que sufren enfermedades del hígado, de fibrosis quística o personas que han consumido antibióticos  durante mucho tiempo; el efecto de los medicamentos causa una destrucción de las bacterias en el intestino, que es donde se produce la vitamina K. Ante la deficiencia de vitamina K, está la explicación que la sangre no está coagulando de manera correcta. Esto representa un sangrado extenso que ocasiona posibles hemorragias e incluso una coagulación excesiva de la sangre.

Más beneficios encontrados a la vitamina K, le reportan la prevención de ciertas clases de cáncer que pueden condicionar los revestimientos internos de los órganos. También funciona como asistente de los intestinos para el cambio de la glucosa en glucógeno (carbohidratos), para facilitarle al hígado su saludable funcionamiento. Existen productos elaborados por algunas empresas, que incorporan la vitamina K en varias cremas y productos que ayudan a eliminar las arrugas y también para los ojos. Para más información, se puede acceder al artículo “Los círculos oscuros bajo los ojos”, si se tiene este inconveniente, el uso de la vitamina K en forma de crema para ojos, se ha utilizado como una importante ayuda para corregir las feas ojeras.

El consumo de vitamina K podría ser en una cantidad mayor, en personas que padezcan alguna enfermedad del hígado. Los suplementos de esta vitamina otorgan igualmente sus beneficios, así como también en los multivitamínicos.

 

Por Erika Hernández

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.