Propiedades del aceite de coco y sus beneficios.

Quién no ha disfrutado alguna vez de un delicioso coco, tal vez sin mayor conocimiento de las propiedades y los beneficios que este alimento puede tener. Resulta que el coco tiene altísimas cualidades nutricionales, aceite y zumo, que poseen beneficios inimaginables para la salud. El coco ha sido implementado por años para curar y servir de alimento a una buena parte de la población del planeta, principalmente en países del pacífico y en Asia.

La fibra, los nutrientes y las vitaminas que contiene el coco, son muy importantes para la salud, sin embargo, es el aceite de coco el elemento que funciona notablemente tanto como un alimento excelente, como un medicamento efectivo.

En un principio, el aceite de coco era estimado como un aceite elevado en grasas saturadas, por lo que se consideraba perjudicial par las intenciones de dieta. No obstante, las investigaciones más recientes han permitido demostrar que las grasas saturadas de este aceite de coco hacen parte de un tipo muy diferente de grasas, que tienen un impacto particular y positivo en el organismo.

Este fenómeno se debe al tipo de molécula  grasa que está presente en este aceite de coco. Su composición es principalmente de ácidos grasos de cadena media (AGCM), que también reciben el nombre de triglicéridos de cadena media (TGCM). La alimentación normal de las personas, contiene grasas saturadas e insaturadas, con ácidos grasos de cadena larga (AGCL).

Estos ácidos grasos de cadena media AGCM son distintos a los ácidos grasos de cadena larga y no presentan impactos negativos sobre el colesterol, protegiendo al organismo de padecer enfermedades cardiacas. Dentro de los beneficios de los AGCM, se encuentra su ayuda para disminuir las posibilidades de enfermedades de l corazón y arterosclerosis. Precisamente su contenido de AGCM, es lo que hace realmente único al aceite de coco. Son muy pocos los alimentos que contienen AGCM, sus fuentes principales son el aceite de nuez de palma y el aceite de coco.

Cualidades medicinales del aceite de coco

En Asia, se ha extendido por todos los países la utilización del aceite de coco con fines medicinales, más aún, muchos de los pobladores de las regiones del pacífico asiático, han destacado el aceite de coco como el remedio natural para aliviar cualquier mal.

La ciencia médica ha ratificado, recientemente, las múltiples propiedades que posee el aceite de coco y su implementación en el tratamiento moderno de una gran variedad de enfermedades. También ha indicado que por tratarse de un producto eminentemente natural, está exento de los químicos y aditivos que sí están contenidos en otros productos medicinales de características similares.

Entre otras importantes razones, éstas figuran como las principales para utilizar regularmente en aceite de coco:

  • Actúa como un eficiente antiviral, antibacterial y antimicótico. Ayuda también en la eliminación del virus con recubrimiento lípido, es decir, grasoso, como por ejemplo el sida, la hepatitis C, el herpes, la mononucleosis y la gripa. No se puede afirmar tajantemente que el aceite de coco sea una medicina o una cura, lo que se establece es que posee una serie de propiedades únicas que tienen la capacidad de luchar y aliviar esa clase de enfermedades.

De la misma manera, el aceite de coco es importante en la desaparición de las bacterias que provocan el dolor de garganta, las infecciones del tracto urinario, la gonorrea, la intoxicación por alimentos, la meningitis, las cavidades dentales, la neumonía y muchas otras afecciones del organismo. También puede aliviar las infecciones por la aparición de hongos, que originan la tiña, aftas, irritación de la piel, pie de atleta y candidiasis, entre otras.

  • Tomar aceite de coco ayuda a una regulación del sistema digestivo, así como a una mejor absorción de aminoácidos de grasas solubles, minerales y vitaminas, colaborando con la prevención de aquellos molestos problemas del estómago y de orden digestivo, como por ejemplo, el síndrome de colon irritable. El aceite de coco tiene un gran contenido de grasas saturadas que presentan cualidades microbianas, que son muy útiles para la eliminación de los parásitos, hongos y bacterias que originan los problemas digestivos. Las personas que padecen de diabetes, utilizan el aceite de coco para lograr una disminución de la sintomatología, y de la misma manera, este aceite usado regularmente, reduce también el riesgo de adquirir la enfermedad.
  • Consumir aceite de coco, resulta muy bueno para elevar la energía y la resistencia corporal. Éste no se almacena de misma manera que las grasas, y por el contrario, se elimina con mucha mayor rapidez en el hígado para que se utilice como un carbohidrato. Un ejemplo de su implementación, es la que hacen los deportistas y los fisiculturistas, que lo toman como un suplemento en sus bebidas especiales. También tiene la capacidad de elevar el metabolismo, suficiente razón para las personas que pretendan una reducción de peso. Más allá de esto, alrededor del aceite de coco existe una industria que se encarga del control del peso con recetas y otros productos elaborados a base de éste.
  • Es muy beneficioso para el corazón, por encima de los malos comentarios que se hayan podido generar al respecto. Su contenido de ácido láurico se aproxima al 50% que sirve para reducir los problemas cardiacos como el colesterol malo LDL, y también los inconvenientes que se suscitan con la presión arterial alta.
  • Otro de los contenidos trascendentales del aceite de coco, es el de antioxidantes, sus niveles superiores son importantes para que el cuerpo esté protegido de los radicales libres y con ello prevenir el envejecimiento y las enfermedades degenerativas.
  • Alivia el estrés: Por su cualidad como tranquilizante, el aceite de coco es muy efectivo para combatir y aliviar el estrés. La fatiga mental se logra eliminar con un suave masaje de aceite de coco en la cabeza.
  • Como crema para las picazones: Actúa como un antinflamatorio, de manera que puede ser muy útil para aliviar y curar las picaduras de insectos y otros bichos.
  • Como repelente de mosquitos: Una gran cantidad de repelentes que se encuentran en el mercado, se elaboran a base de aceite de coco, como su ingrediente natural. El repelente utilizado como un champú o aplicado como si fuera una crema facial, mantiene a distancia a los mosquitos.
  •  Como bálsamo: Gracias a sus propiedades como antinflamatorio, este aceite se puede utilizar para que los moretones, el dolor de los músculos y los esguinces, se alivien más rápidamente.
  • El cuidado de la piel: La piel es otra de las especialidades del aceite de coco, ya que puede actuar como si fuera un humectante, que se aplica a cualquier tipo de piel. Los resultados y beneficios del aceite de coco en la piel, se asemeja mucho a los que se obtienen del aceite mineral, la única diferencia es que el aceite de coco no da lugar a consecuencias adversas sobre el cutis. Otros problemas de la piel como la dermatitis, las infecciones, el eczema y la soriasis, también son aliviados con el aceite de coco. De ahí que el aceite de coco sea un elemento esencial en la elaboración de jabones, cremas y lociones, en búsqueda de cambios positivos en la piel.
  • El cuidado del cabello: Uno de los más eficientes nutrientes naturales que se pueden aplicar en el cabello, es el aceite de coco. Éste ayuda en la conservación del cabello, manteniendo su complexión, brillo y salud. Con su implementación regular, se eliminan los problemas de liendres, piojos y caspa. El aceite de coco es muy funcional como un champú y un acondicionador que ayudan en el crecimiento y recrecimiento del cabello que se haya dañado. También es utilizado como un aceite capilar en la elaboración de acondicionadores y champús para combatir la caspa. Es rico en las proteínas que se necesitan en la correcta nutrición del cabello maltratado.

Beneficios adicionales del aceite de coco

Aunque en muchas tiendas y en una cantidad importante de portales se ofrece el aceite de coco y sus productos derivados, aún son desconocidos los beneficios múltiples que realmente tiene este milagroso aceite natural. Dentro de todos los aceites naturales que existen y se comercializan en el mundo, el de coco es sencillamente el más saludable que se puede hallar, sin que contenga grasas trans, porque incluso el aceite de oliva las contiene. Y si las arrugas son un problema para las personas, con el aceite de coco también les podrá hacer frente, con los mejores resultados a la vista.

Por Diana Garcia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.