Propiedades y funciones de la vitamina C

Vitamina que hace parte del grupo de las hidrosolubles y que interviene directamente en el mantenimiento de los dientes, huesos y vasos sanguíneos, por favorecer la formación y mantenimiento del colágeno. Mediante su consumo, el organismo puede desarrollar acciones anti-infecciosas y antitóxicas que ayudan a la absorción del hierro no hémico en el organismo.

La vitamina C es vital para el crecimiento y la reparación de tejidos en todas partes del cuerpo. Básicamente se utiliza para formar una proteína importante utilizada para producir la piel, los tendones, los ligamentos y los vasos sanguíneos. Sirve para sanar heridas y formar tejido cicatricial, además, repara y mantiene el cartílago, los huesos y los dientes.

Dónde se encuentra esta vitamina

Su fuente de origen es puramente vegetal, quiere decir, que no aparece en alimentos de origen animal. Las frutas y verduras tienen excelentes contenidos de vitamina C, las que mayor cantidad poseen son los pimientos, los cítricos, las coles, la espinaca, el coliflor, el plátano, la manzana, el melón, la piña y el mango. Los escaramujos o la rosa canina, son la fuente más poderosa de vitamina C, aproximadamente el 7% de su peso corresponde a esta vitamina. (Foto por: Walcyr Mattoso)

Funciones que cumple

  • Es antioxidante, neutraliza los radicales libres. Con esto se eliminan sustancias tóxicas del organismo como los nitritos y nitratos de los cárnicos y embutidos, éstos aumentan el riesgo de desarrollar el cáncer.
  • Mejora la visión y previene ante la aparición de cataratas o glaucoma.
  • Disminuye los niveles de tensión arterial, previniendo así la aparición de enfermedades vasculares.
  • Aumenta la producción de estrógenos durante la menopausia, además de reducir y aliviar los síntomas de sofoco.
  • Ayuda a prevenir y mejorar afecciones de la piel como los eccemas y la soriasis.
  • Su capacidad antioxidante nos protege ante el humo del cigarrillo y al mejorar el sistema inmune, se utiliza en pacientes sometidos a quimioterapia y radioterapia.
  • Es antibacteriana, razón por la que frena el crecimiento de ciertas bacterias perjudiciales para el organismo.
  • Reduce las complicaciones derivadas de la diabetes tipo II.
  • Sus propiedades antihistamínicas, la hacen eficaz en tratamientos antialérgicos, contra el asma y la sinusitis.
  • Mejora notablemente los problemas de estreñimiento por sus propiedades laxantes.

La deficiencia de vitamina C produce

  1. Hematomas espontáneos
  2. Sangrado nasal
  3. Anemia
  4. Escorbuto
  5. Esmalte dental debilitado
  6. Dolor e inflamación articular
  7. Deficiencia en la cicatrización de heridas
  8. Piel áspera y reseca
  9. Inflamación y sangrado de las encías

Las recomendaciones en cuanto al consumo de vitamina C, difiere según la edad y sexo de las personas, las dosis mínimas establecidas son:

Bebés:

0 – 6 meses: 40* miligramos/día (mg/día)

7 – 12 meses: 50* mg/día

*Ingesta adecuada (IA).

Niños:

1 – 3 años: 15 mg/día

4 – 8 años: 25 mg/día

9 – 13 años: 45 mg/día

Adolescentes:

Mujeres de 14 a 18 años: 65 mg/día

Hombres de 14 a 18 años: 75 mg/día

Adultos:

Hombres de 19 años o más: 90 mg/día

Mujeres de 19 años o más: 75 mg/día

Por Manuel R.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.