Ventajas de la electroestimulación para tonificar glúteos

El concepto básico de la electroestimulación es un método pasivo que permite el acondicionamiento físico, tiene como principal característica permitir aumentos de fuerza y de tonificación muscular superiores a los que se podrían conseguir realizando ejercicios físicos de manera voluntaria. Una de las partes del cuerpo que más preocupa por su flacidez y falta de tonificación, por lo menos en las mujeres, es la cola, al punto de utilizar esta técnica para realzar los glúteos y hacer que se devuelvan las miradas hacia ellos.

Pero existen varias razones para que los pompis no se endurezcan y tonifiquen con el uso de la electroestimilación, una puede ser la elección del programa, pues dependerá de cuál se utilice para lograr levantarlos en menor tiempo. Otra de las razones es la cantidad de grasa que rodea el trasero, en este punto es necesario alcanzar la eliminación de toda grasa existente, esto se puede conseguir con ejercicio aeróbico, para que el electroestimulador realice su trabajo de la manera correcta cumpliendo su objetivo de llegar a los músculos con la mayor efectividad.

¿Cuándo es más eficiente el uso de la electroestimulación?

Precisamente cuando se haya realizado una buena rutina de ejercicios aeróbicos que ayuden a eliminar la mayor cantidad de grasa posible de esta zona. Los cuidados personales también tienen mucho que ver con la eficacia de esta técnica, una buena alimentación es fundamental, porque el glúteo es el músculo más poderoso que tiene el cuerpo humano y por esta razón necesita estar muy bien alimentado.

Esto quiere decir que si se está realizando, por ejemplo, una dieta como la del melocotón o la manzana, es completamente inútil el entrenamiento con electroestimulación, pues estos no son los alimentos indicados para la regeneración de la fibra rota.

También será más eficiente el uso del electroestimulador, cuando el entrenamiento no se concentre exclusivamente el los glúteos. Sucede que para que estos logren un pleno desarrollo, se requiere que los cuádriceps también tengan un desarrollo adecuado. Quiere decir que si se lleva a cabo el entrenamiento de cuádriceps y de glúteos de manera equilibrada, se conseguirá un trasero lindo con mayor rapidez. Es importante que el ejercicio para los cuádriceps de haga desde sentado y el de los glúteos en la posición acostado. Debe repetirse un par de semanas para conseguir el resultado que se desea.

¿Cómo se debe iniciar el programa?

Un correcto entrenamiento con la ayuda del electroestimulador para hacer que los glúteos se ubiquen en su sitio adecuado, debe comenzar con el programa de fuerza resistencia en su primer nivel y a la intensidad máxima que se pueda soportar. Hay que recordar el trabajo alterno de cuádriceps y glúteos, para un resultado más completo.

Por Manuel R.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.